7 de marzo de 2016

PADRE FAUSTINO, SAMARITANO DEL DOLOR ESPIRITUAL

No nome do Pai, do Fillo e do Espíritu Santo. Amén
Nos unimos a la canción:
letra de la canción
Como cualquier hombre que atento 
Vive la palabra del Señor 
Tú fuiste testigo en esta tierra 
Fuiste peregrino del amor. 
Como cualquier hombre que atento 
Al prójimo a vivido sin cesar 
Tú fuiste, Faustino, mensajero, 
Siempre buscador de la verdad. 
  
FAUSTINO, AMIGO, INCANSABLE DEL SEÑOR 
FAUSTINO, AMIGO, DEL QUE NO TIENE VOZ 
A LA NIÑEZ Y JUVENTUD 
DISTE TU VIDA, TE DISTE TU. 
Tú supiste descubrir las huellas 
Del que es camino vida y verdad 
Tú aceptaste encender la antorcha, 
Abrir nuevos senderos para caminar. 
Tú fuiste, Faustino, aquel profeta 
Que en bien de la niñez quisiste hacer 
El invento de esta gran familia 
Que fiel a tu otra quiere ser. 
Este grano que un día sembraste 
Sanlúcar lo ha visto crecer. 
Ella fue donde cuajó tu obra 
Te dio su tierra para florecer. 
Desde aquí queremos ofrecerte 
Nuestro homenaje por tu gran hacer; 
Queremos vivir lo que quisiste 
Familia Calasancia hemos de ser.
Lector 1
Tenemos por delante una semana que va a ser diferente. Es una semana de alegría porque en ella celebramos a nuestro Fundador.
A lo largo de la misma vamos a reflexionar en las distintas actitudes interiores que hicieron  que su vida y su historia permanezca en el tiempo. Ha amado hasta el extremo, ha amado tantas veces hasta que le ha dolido y por eso lo tenemos en el grupo de los "misericordiosos como el Padre".
Nuestro Fundador, Padre Faustino Míguez, ha sido un hombre que nos dejó una huella por los valores vividos.  Cada uno de nosotros podemos aprovechar algo para nuestras vidas. Descubramos el tesoro que ha encerrado su vida, recojámoslo como quien recoge un testigo y plasmémoslo en nuestro mundo de hoy.
Lector 2
El Padre Faustino, hizo realidad en su vida el "dar consejo al que lo necesita". Como sacerdote escolapio dedica largos ratos del día a la dirección espiritual. En las confesiones acoge y escucha al que llega enfermo en el espíritu o bajo el peso del dolor moral. Contribuye a la salud del espíritu de los que a él se acercan, devolviéndole la paz, imitando las actitudes de Jesús con los pecadores en el Evangelio. Una de las personas que se ha confesado con él dice. "era un médico excelente, que sanaba las heridas de los enfermos del espíritu, derramando sobre ellas, como el samaritano del evangelio, el aceite y el vino del amor de Dios".
Dicen otras personas: Era un padre a quien sus hijos descubrían los escondrijos del corazón y a quien, en las horas de crisis espiritual, acudían las personas en busca de consuelo y del oportuno remedio.
Lector 1
De las cartas que conservamos de él podemos leer como orienta, responde a las múltiples consultas que le hacen en todos los campos de la realidad humana. Su prudencia, su escucha y su buscar siempre el bien para el otro son los pilares que hace que tantas personas se dirijan a él buscando una orientación para su vida.
Pedimos al Padre Faustino en este día, por nosotros para que siempre nos encontremos con personas, a las que le podamos abrir nuestro corazón, depositando en ellas nuestras inquietudes convencidos que ellas siempre nos van orientar pensando en lo que es mejor para nosotros.
Decimos juntos la oración del Padre Faustino:
Te damos gracias,
Padre de amor y misericordia,
porque hiciste del Beato Faustino
un camino de evangelio desde el servicio
a los niños y jóvenes,
a la promoción integral de la mujer
y al necesitado de la salud del amor.

Haz que, imitando su ejemplo,
sepamos hacer de nuestra vida
una entrega incondicional
a los humildes y pequeño
en el seguimiento de tu Hijo.
Por Jesucristo Nuestro Señor.
AMÉN
Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo. Amén