6 de marzo de 2017

EL AMOR TODO LO VENCE

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén
Lector 1
Iniciamos nuestra semana grande y lo hacemos como siempre, poniéndonos en la presencia de Dios.
Te invito a que tomes conciencia de que esta semana es especial; a lo largo de la misma vamos oír desde distintos ámbitos el nombre de su protagonista.
Me gustaría que una vez trascurrida no tengas sensación de repetición, de monotonía, ... que no puedas decir: igual que todos los años. Para que mi deseo sea realidad, abre bien los ojos y el corazón y disponte a vivir.
Lector 2
Ninguno de los que hoy estamos aquí ha vivido con el Beato Padre Faustino, pero de lo que nos ha llegado y de lo que hemos leído tenemos un conocimiento de él. Yo he tenido
la suerte de leer las 772 cartas que se conservan de las que él ha escrito, por ellas me he hecho una imagen de su persona, y me gustaría compartir con vosotros lo que a mi más me llama la atención: "Hombre incansable en la lucha para que el Amor sea el signo de su vida".
Lector 1
"Hombre incansable en la lucha para que el Amor sea el signo de su vida".
El Padre Faustino ha tenido muchas veces la tentación de abandonar las tareas comenzadas cuando estas no respondían a sus expectativas. Su temperamento le llevaba abandonar. Una y otra vez por Amor seguía adelante. Volvía a retomar el camino emprendido y lo hacía movido por el amor que tenía.
Dice de él una religiosa que lo conoció: "Tenía grandísimo amor a Dios y lo manifestaba en su vida; su amor al prójimo corría parejo con su amor a Dios".
Lector 2
¿Me mueve a mi el amor a volver a comenzar una tarea que he tenido la tentación de dejarla?. Pienso en las personas que me rodean y que veo en ellas que actúan por amor (le pongo rostro a estas personas).  Me paro y reflexiono unos segundos 
Pedimos en esta mañana a Dios que aumente nuestro amor y que sea el amor el único móvil que nos lleve a actuar. Confiemos a nuestra Madre del cielo nuestras vidas y que estas sean para los demás un testimonio de caridad para los demás.
En esta semana en que vamos a celebrar también nuestro gesto de compartir con los demás seamos para los demás ese signo de amor que el necesitado espera de nosotros.
Decimos juntos: Dios te salve María llena eres de gracia el Señor es contigo ...
Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo ....