8 de junio de 2017

CUIDEMOS LA CASA COMÚN

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén



Reflexión:
Cierra los ojos y trata de pensar en ti, intenta verte físicamente. Piensa en ti ... ¿Quien te pudo hacer tal como eres? ¿Quién te moldeó todas tus partes del cuerpo? 
Da gracias a Dios por haberte creado así. Siente que sólo pudiste ser creado por Amor.
Piensa en como puedes contribuir a cuidar todo lo creado. Piensa en como utilizas tu inteligencia para contribuir al bien de todo lo creado.
(tiempo de silencio y reflexión)

Recitamos juntos un canto de alabanza a nuestro Dios:

Alabado seas, mi Señor,
en todas tus criaturas,
especialmente en el Señor hermano sol,
por quien nos das el día y nos iluminas.
Y es bello y radiante con gran esplendor,
de ti, Altísimo, lleva significación.

Alabado seas, mi Señor,
por la hermana luna y las estrellas,
en el cielo las formaste claras y preciosas y bellas.
Alabado seas, mi Señor, por el hermano viento
y por el aire y la nube y el cielo sereno y todo tiempo,
por todos ellos a tus criaturas das sustento.
Alabado seas, mi Señor, por el hermano fuego,
por el cual iluminas la noche,

y es bello y alegre y vigoroso y fuerte.
Alabado seas, mi Señor,
por haberme creado a mi. Amén