27 de noviembre de 2017

CELEBRAMOS NUESTRO PATRÓN



San José de Calasanz, soñador de futuro para los niños. A ellos entregó su vida al escuchar sus voces en las calles y plazas de Roma.
En el año 1948 cuando en Europa la enseñanza de niños es casi una realidad obligatoria y ya existen en los países unas leyes que la regulan, el Papa Pío XII nombra a San José de Calasanz como protector de todas las escuelas populares cristianas. El día de esta celebración es el día 27 de noviembre.
Por lo tanto, hoy nuestra escuela está de fiesta y el motivo es recordar a
nuestro patrón y a él encomendarle las necesidades, las esperanzas, … los deseos de nuestra escuela.
Hoy es un día para el recuerdo y desde la mañana así queremos vivirlo, abrimos nuestro corazón para escuchar lo que nos dicta.
            (momento de silencio para prepararnos para la reflexión)
Reflexionamos sobre unos pensamientos de San José de Calasanz:
Si desde su tierna edad, los niños son imbuidos con amor en la piedad y en las letras, puede esperarse un curso feliz de toda su vida.

Hay que tener mucha paciencia y caridad con los niños y jóvenes, para enderezarlos por el buen camino.

Dejemos obrar a Dios que sabe lo que más conviene
(tiempo de compartir sobre los pensamientos de Calasanz)

Recitamos Juntos:     Gracias José de Calasanz por tu vida de amor y entrega, ayúdanos a que nuestra vida sea útil a la sociedad en la que nos toca vivir. Pide a Dios por nosotros y protégenos todos los días de nuestra vida.  Amén
Padre nuestro, que estás en el cielo santificado sea tu nombre ...
                              “En tu camino el Señor fue tu fuerza y los niños tu meta”
Compromiso del día: Hoy es el día del educador, es su fiesta. Piensa que detalle debes tener con cada uno de tus profesores. Ponlos en práctica (si no puedes, felicítalo al menos). 
Nos unimos al canto:
SOÑADOR DE FUTURO