19 de marzo de 2018

LA ALEGRÍA DE ANUNCIAR EL EVANGELIO

En el nombre del Padre del Hijo y del Espíritu Santo. Amén

                 
Lector 1.

Celebramos hoy la festividad de San José. San José destaca por esposo fiel de la Virgen María y custodia de Jesús. Entre otras conmemoraciones está ser patrón de los Seminarios.
Por tanto, celebramos esta semana en clave vocacional. Reflexionamos y oramos en los distintos aspectos de esta realidad que nos afecta a todos: saber elegir nuestro propio camino de felicidad.

Lector 2.
El lema de este año para esta semana es: Apóstoles para los jóvenes
Se necesitan hoy personas, que sean apóstoles para los jóvenes. Los jóvenes necesitan de guías que se sientan alegres y se felices anunciando el mensaje y valores que Jesús nos marca.
Abramos en esta mañana nuestros corazones a Dios y acojamos en él las indicaciones que de Él recibimos, porque sabemos que el diálogo con Dios es el que nos abre a escuchar en nuestro interior nuestro verdadero sentido de la vida.
Nuestra vocación es un don gratuito que recibimos de Dios y necesitamos sentirnos libres para responder. Pidamos en esta mañana a nuestro Dios que estas sean las claves en nuestras elecciones.

                    (reflexión. Momento de silencio)
Lector 3.
Se lo pedimos a Dios recitando juntos: Padre nuestro que estás ....
Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo ...