24 de enero de 2020

LOS CHICOS DEL MOVIMIENTO CALASANCIO

TERMINARON EL PRIMER TRIMESTRE

Dando visibilidad a los proyectos solidarios programados:






"Tu cuento cuenta mucho"







Entrega tapones solidarios

De visita a ...

Compartiendo con las religiosas mayores de la Comunidad del colegio:



Los más pequeños ... 
disfrutando del
"Amigo invisible"




¿QUIEN ESTUVO CONTIGO?

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén
Lector
Observamos el cartel. (pausa)
Nos anuncia la jornada misionera de los niños de este año. (pausa)
Representa la familia de Jesús cuando tienen que abandonar su casa y huir a Egipto. (pausa)
El lema: ¡En marcha!
Ponernos en camino es un mensaje continuo en la predicación del papa Francisco. El nos pide reiteradamente que salgamos de nosotros mismos, que vayamos a las periferias…
“¡En marcha!” significa que miremos fuera, comenzando por los que están a nuestro alrededor, los que tenemos cerca, de los cuales pasamos muchas veces, sin hacerles ningún caso.
Los otros no son extraños: son quienes pueden hacer que nuestro camino conjunto sea más sencillo y bonito. Compartir lo que Dios nos da nos hace mejores personas y nos llena de alegría. Por eso, es importante, desde niño, participar en la vida de la Iglesia y, ya en casa, rezar juntos, alabar al Señor juntos, pedir por los demás juntos, dar gracias a Dios por todo lo que recibimos… y ¡hacerlo juntos!

Así pues…, ¡en marcha!; los niños y niñas de Infancia Misionera, pero también los jóvenes y los  adultos, que tenemos la responsabilidad y la alegría de acompañarles en su camino.

El resumen de este mensaje se hace vida cada día, prueba de ello queda reflejado en el siguiente vídeo:
Lector
¿Quién estuvo contigo?
Y tu, ¿recuerdas quien estuvo contigo?
En esta mañana da gracias a Dios por las personas que han estado contigo, por las que están contigo ...   (pausa para ponerle nombres)
Decimos juntos:
Por esas personas que estuvieron conmigo, por esas personas que siento que están conmigo GRACIAS SEÑOR
Ayúdame a salir de mi, a ponerme en camino para ayudar a quien me espera.
Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo. Como era en un principio ahora y siempre por ...



23 de enero de 2020

PORQUE TE AMO, QUIERO COMENZAR ESTE DÍA CON ENTUSIASMO

In the name of the Father, of the Son and the Holly Spirit   
Recitamos juntos:
Señor Jesús:
Me cuesta comenzar este día porque sé que es una nueva tarea, un nuevo
compromiso, un nuevo esfuerzo.
Porque te amo, quiero comenzar este día con entusiasmo, con alegría, en mi propia persona.
Gracias, Señor Jesús, por este nuevo empezar.
Gracias, Señor Jesús, por tu presencia, tu amor y compañía

 en este caminar de mi existencia.

22 de enero de 2020

SEÑOR, AYÚDANOS A CONSTRUIR LA PAZ


Recitamos juntos: SEÑOR AYÚDANOS A CONSTRUIR LA PAZ

Que el hombre nuevo, Señor Jesús,
se comprometa en la lucha por la justicia ,
para que la voluntad de tu Padre se haga realidad;
que la paz surja de los bienes compartidos entre todos,
y los más débiles puedan levantar con fuerza la bandera blanca.
Escuchamos la canción:  IMAGINA

Recitamos juntos: 
 ¡Señor haz de mí, un instrumento de tu paz!
Que allí donde haya odio, ponga yo amor;
donde haya ofensa, ponga yo perdón;      
donde haya discordia ponga yo unión.
Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo ..... 

(esta oración fue hecha por los alumnos de la ESO del M.C.)

21 de enero de 2020

HABLA EL LENGUAJE DE LA RECONCILIACIÓN ..., DE LA PAZ

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.
Piensa en un momento en situaciones de dolor que has visto.... en situaciones de dolor que pasan las personas ...
(silencio)
Lector 1:
En una oración pidiendo la paz el Papa Francisco nos dice:
"Y en estas circunstancias, me pregunto: ¿Es posible seguir el camino de la paz? 
¿Podemos salir de esta espiral de dolor y de muerte?
¿Podemos aprender de nuevo a caminar por las sendas de la paz?
Invocando la ayuda de Dios, bajo la mirada materna de la Madre del cielo, Reina de la paz, quiero responder: , es posible para todos.
Hoy me gustaría que desde todas las partes de la tierra gritásemos: Sí, es posible para todos. Más aún, quisiera que cada uno de nosotros, desde el más pequeño hasta el más

20 de enero de 2020

TE RUEGO PARA QUE SEAMOS UNO

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén
Lector
 «Padre, te ruego por ellos, para que sean uno, como tú y yo somos uno, para que el mundo crea». Palabra de Dios.
Repetimos todos:  Te alabamos Señor.
Lector
Las palabras de Jesús pronunciadas en el huerto de Getsemaní antes de ser atrapado para morir en cruz y que se recogen en el evangelio de Juan son las que acabamos de escuchar y que se han repetido a lo largo de los años.
Hoy siguen siendo una necesidad sentida por todos los cristianos de las distintas confesiones por eso cada año se dedica una semana a orar por la unidad. Estamos en esa semana del año 2020 y a esta intención de todas las religiones cristianas nos unimos en esta mañana rezando: 

Espíritu de amor, hazte presente en medio de nosotros.
Todos:  ¡Ven, Espíritu Santo!
Espíritu de unidad, muéstranos el camino hacia la unidad de los cristianos.
Todos:  ¡Ven, Espíritu Santo!
Espíritu de la hospitalidad, enséñanos a ser acogedores.
Todos:  ¡Ven, Espíritu Santo!
Espíritu de compasión, inculca dentro de nosotros una actitud de respeto hacia todos los que nos encontremos.
Todos:  ¡Ven, Espíritu Santo!
Espíritu de esperanza, ayúdanos a deshacernos de todo lo que dificulta nuestro viaje ecuménico.
Todos:  ¡Ven, Espíritu Santo!
Te pedimos perdón, Señor, por los errores pasados, por la desconfianza y el daño que nos hemos hecho entre cristianos de distintas Iglesias y tradiciones.
Todos: ¡Señor, perdónanos! 
Te pedimos perdón, Señor, por nuestra falta de fe y por nuestra incapacidad de ser personas de firme esperanza y de auténtica caridad.
Todos: ¡Señor, perdónanos! 
Perdónanos, Señor, por haber causado daño, sufrimiento y angustia a los demás.
Todos: ¡Señor, perdónanos! 
Te pedimos perdón, Señor, por aislarnos y permanecer indiferentes en vez de mostrar hospitalidad hacia todos, especialmente hacia los emigrantes y los refugiados.
Todos: ¡Señor, perdónanos! 
Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo. Amén

17 de enero de 2020

SAN ANTONIO ABAD

Celebramos hoy la fiesta de San Antonio Abad.
Cuando murieron sus padres, Antonio tenía veinte años, y quedó él solo con su única hermana, pequeña aún, teniendo que encargarse de la casa y del cuidado de su hermana.
Habían transcurrido apenas seis meses de la muerte de sus padres, cuando un día en que se dirigía, según costumbre, a la iglesia, iba pensando en su interior «los apóstoles lo habían