21 de septiembre de 2017

BUENOS DÍAS PADRE DIOS

Nos preparamos:




Haz un momento de silencio.

Ponte en una postura cómoda y

respira hondo para estar en

paz por dentro.














Comenzamos la oración poniéndonos en la presencia del 

Señor en el nombre del Padre, Hijo y Espíritu Santo.

Amén


Rezamos Juntos:

Aquí estoy Padre Dios

(las manos con el dedo índice ha

cia abajo, señalando el suelo)

dispuesto a abrir mis manos,

(las manos abiertas con palmas hacia arriba)

para parecerme a Jesús 

y al Padre Faustino

(manos entrecruzadas en el corazón y 

movimiento de latido)

para levantarlas con alegría

(cara sonriente y brazos extendidos hacia 

arriba)

para amar de corazón

( un abrazo)

para ayudar y dar

 la mano a todos.

(darle la mano al otro y un abrazo)

Bendice mis manos, Padre Dios.


(manos unidas en forma de cuento)








Nos Despedimos:

Madre Divina Pastora, ruega por nosotros..

Beatos Faustino y Victoria, rogad por nosotros.

En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. 



Amén.

20 de septiembre de 2017

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo

¡Un nuevo curso escolar!

Una nueva oportunidad para construir, para renovar, para recrear, para aprender, para crecer, para comprometerse … 
ES TIEMPO de construir nuestra propia historia; una historia que se basa en el pasado. Mirar atrás nos desafía, nos motiva, nos lanza.
 ¿Qué luces nos acompañaron que pueden seguir guiando nuestro interior?
 ¿qué experiencias fueron significativas y alimentaron la vocación a la que somos llamados?
 ¿qué vínculos fortalecieron entre nosotros los lazos de amistad?
 ¿qué palabras fueron tan sabias que merecen ser repetidas?.
               (hacemos un momento de silencio)
De la reflexión de lo anterior aprendemos a mirar al futuro. 
Estrenamos curso, nueve meses por delante haciendo camino, creando lazos,

AQUÍ ESTOY PADRE DIOS

Nos preparamos:


Haz un momento de silencio.



Ponte en una postura cómoda y



 respira hondo para estar en



 paz por dentro.













Seguimos rezando la oración del Padre Faustino. 

Seguro que ya nos la estamos aprendiendo muy bien. 

¿A que sí?


Rezamos Juntos:


Aquí estoy Padre Dios

(las manos con el dedo índice ha

cia abajo, señalando el suelo)

dispuesto a abrir mis manos,

(las manos abiertas con palmas hacia arriba)

para parecerme a Jesús 

y al Padre Faustino

(manos entrecruzadas en el corazón y 

movimiento de latido)

para levantarlas con alegría

(cara sonriente y brazos extendidos hacia 

arriba)

para amar de corazón

( un abrazo)

para ayudar y dar

 la mano a todos.

(darle la mano al otro y un abrazo)

Bendice mis manos, Padre Dios.


(manos unidas en forma de cuento)






Nos Despedimos:

Madre Divina Pastora, ruega por nosotros..

Beatos Faustino y Victoria, rogad por nosotros.

En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. 



Amén.

19 de septiembre de 2017

EL LATIDO DE DIOS EN MI INTERIOR


Lector 1:
Reflexión:
El Padre Faustino, dijo SI a todo lo bueno que brotaba de su corazón y que procedía del latido que Dios ponía en él. Ofreció sus manos a Dios para ser un cuidador de la obra que

UN AÑO DE GRACIA

Nos preparamos:


Haz un momento de silencio.



Ponte en una postura cómoda y


 respira hondo para estar en


 paz por dentro.












Ya sabéis que este año es muy especial….

¿Quién sabe el porqué?...(dejamos hablar…) 

Pues por este motivo tenemos que aprendernos muy bien la 

oración del Padre Faustino. 

¡Vamos a rezarla mucho para aprenderla muy pronto!



Rezamos Juntos:


Aquí estoy Padre Dios

(las manos con el dedo índice ha

cia abajo, señalando el suelo)

dispuesto a abrir mis manos,

(las manos abiertas con palmas hacia arriba)

para parecerme a Jesús 

y al Padre Faustino

(manos entrecruzadas en el corazón y 

movimiento de latido)

para levantarlas con alegría

(cara sonriente y brazos extendidos hacia 

arriba)

para amar de corazón

( un abrazo)

para ayudar y dar

 la mano a todos.

(darle la mano al otro y un abrazo)

Bendice mis manos, Padre Dios.


(manos unidas en forma de cuento)




Nos Despedimos:

Madre Divina Pastora, ruega por nosotros..

Beatos Faustino y Victoria, rogad por nosotros.

En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. 



Amén.

18 de septiembre de 2017

AMIGO INCANSABLE DEL SEÑOR

Lector 1
Estamos comenzando un nuevo curso que va a estar marcado por un ambiente festivo por el gran acontecimiento para el que nos estamos preparando, la canonización del Padre Faustino.
Empezamos esta mañana con la reflexión de lo que ha sido la vida de este hombre, que dijo SI a Dios. Escuchamos la canción, interiorizando en nosotros el mensaje que nos deja de este hombre amigo de Dios.
Lector 2
Pedimos al Padre Faustino que nos enseñe a ser amigos incansables de Dios y a seguir las

BENDICE MIS MANOS, SEÑOR

Nos preparamos:


Haz un momento de silencio.


Ponte en una postura cómoda y

 respira hondo para estar en

 paz por dentro.

















Comenzamos la oración poniéndonos en la presencia del 

Señor en el nombre del Padre, Hijo y Espíritu Santo. 

Amén.

Vamos a mirar a nuestro alrededor y vamos a observar a 

todos los compañeros con los que vamos a compartir y 

disfrutar este año.

Somos muy afortunados de tenerlos a nuestro lado.

 Con ellos somos felices. 

Nos damos las manos y damos las gracias al Señor por 

todos ellos.
  




Rezamos Juntos:






Aquí estoy Padre Dios

(las manos con el dedo índice ha

cia abajo, señalando el suelo)

dispuesto a abrir mis manos,

(las manos abiertas con palmas hacia arriba)

para parecerme a Jesús 

y al Padre Faustino

(manos entrecruzadas en el corazón y 

movimiento de latido)

para levantarlas con alegría

(cara sonriente y brazos extendidos hacia 

arriba)

para amar de corazón

( un abrazo)

para ayudar y dar

 la mano a todos.

(darle la mano al otro y un abrazo)

Bendice mis manos, Padre Dios.


(manos unidas en forma de cuento)




Nos Despedimos:

Madre Divina Pastora, ruega por nosotros..

Beatos Faustino y Victoria, rogad por nosotros.

En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. 


Amén.