20 de septiembre de 2020

15 de septiembre de 2020

ORACION

 «Bajo tu amparo nos acogemos, Santa Madre de Dios».


En la dramática situación actual, 

llena de sufrimientos y angustias que oprimen al mundo entero, acudimos a ti, Madre de Dios y Madre nuestra, 

y buscamos en ti refugio.

Oh Virgen María, vuelve a nosotros tus ojos misericordiosos en esta pandemia, 

y consuela a los que se encuentran confundidos y lloran por la pérdida de sus seres queridos.

Sostiene a aquellos que están angustiados porque, para evitar el contagio, no pueden estar cerca de las personas enfermas. 

Infunde confianza a quienes viven en el temor de un futuro incierto y de las consecuencias en la economía y en el trabajo.

Madre de Dios y Madre nuestra, pide a Jesús, como hiciste en Caná, que esta dura prueba termine y que volvamos a encontrar un horizonte de esperanza y de paz. 

Ilumina las mentes de los hombres y mujeres de ciencia, para que encuentren las soluciones adecuadas a este mal que nos aplasta.

Oh María, Consuelo de los afligidos, abraza a todos tus hijos que estamos sufriendo,

haz que Dios nos libere con su mano poderosa de esta terrible epidemia y 

que la vida pueda reanudar su curso normal con serenidad.

Nos encomendamos a Ti, que brillas en nuestro camino como signo de salvación y de esperanza. ¡Oh clementísima, oh piadosa, oh dulce Virgen María! Amén.

3 de septiembre de 2020

INICIAMOS EL MES DE SEPTIEMBRE CON LA MIRADA PUESTA EN MARIA

Ruega por nosotros
     

Madre, 
a ti confiamos nuestras preocupaciones,
a ti te contamos lo que nos desvela,
a ti te encomendamos nuestras tareas, nuestro curso,
a tus plantas te dejamos nuestros pensamientos y deseos.
Protégenos, llévanos de tu mano. Sánanos.
No nos dejes caer en las tentaciones.
Cuídame y cuida a mi familia. 
A Tu amparo y protección
Madre de Dios, acudimos
No desoigas nuestros ruegos
y de todos los peligros, líbranos siempre.
Oh, Virgen gloriosa y bendita. Amén.



 

1 de septiembre de 2020

ES TU MOMENTO

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén

Hoy es un día grande en nuestra vida; 

respiremos profundamente (…) y elevemos nuestro corazón a Dios para agradecerle el que nos podamos reencontrar.

Hemos venido con la mochila llena de lo que si no fuese este momento, no valoraríamos lo suficiente: alegría, esperanza, saludos diferentes, satisfacción …

¿Qué siento?. Tomo un tiempo para conectar con mi interior y percibir como me siento. 

                     hacemos silencio para percibir lo que siento 

No estropeemos lo que hoy celebramos: el reencuentro. Pido a Dios me de fuerza y acierto para cuidarme y cuidar así a los demás.

Le digo a mi protectora, María, la Madre del cielo, nuestra Pastora, lo que tantas veces le he dicho “te pido por el amor que tienes a Jesús  me protejas como hijo/a tuyo/a”.

Te pido Madre, me protejas, nos protejas y cuides para que no padezcamos esta pandemia que vive en medio de nosotros, porque confiamos en ti, Salud de los enfermos. Tú, salvación de nuestro pueblo, sabes lo que necesitamos y estamos seguros de que como hiciste en Caná de Galilea, nos vas a devolver la alegría y la fiesta después de este momento de pandemia. 


A tu amparo y protección nos acogemos, santa Madre de Dios; 

no deseches las oraciones que te dirigimos en nuestras necesidades, 

antes bien, líbranos de todo peligro, ¡oh Virgen gloriosa y bendita!. ¡Amén!


A continuación visualizamos el video del lema del curso.  


16 de julio de 2020

19 de junio de 2020

GRACIAS SEÑOR

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén
Pienso en las cosas que hoy puedo agradecer a Dios ...
El curso finaliza y con él, puedo hacer balance de mis agradecimientos ...
Hoy estoy agradecido  a ........     por .....     
Todos: y estoy agradecido a Ti, mi Dios, porque has puesto a estas personas en mi camino. 
Rezamos juntos: Padre nuestro que estás en el cielo ...

12 de junio de 2020