31 de mayo de 2018

AYUDANOS

Haz un momento de silencio. Ponte en una postura cómoda y respira hondo para estar en paz por dentro.
Dios está aquí, contigo.


Juntamos nuestras manos y rezamos:

Ayúdanos, Madre Divina Pastora,
hoy y siempre
a ser generosos y serviciales.
A esforzarnos por aprender

y a ayudar en todo lo que podamos. Amén.






Dios te salve María....


Nos Despedimos:

Madre Divina Pastora, ruega por nosotros..
San Faustino , ruega por nosotros…
Beata Victoria, ruega por nosotros.
En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.

Amén

30 de mayo de 2018

QUIERO VIVIR A TU LADO

Haz un momento de silencio. Ponte en una postura cómoda y respira hondo para estar en paz por dentro.
Dios está aquí, contigo.



Juntamos nuestras manos y rezamos:



            Quiero vivir a tu lado, Madre, 
sin separarme de ti.

Quiero sentir tus caricias, Madre, 
que soy todo para ti. 
Ésta es mi gran alegría 
y mi razón de vivir.





María, Divina Pastora, nunca nos abandona, siempre nos tiende su mano para seguirla en nuestro caminar.

Cantamos juntos:




Nos Despedimos:

Madre Divina Pastora, ruega por nosotros..
San Faustino , ruega por nosotros…
Beata Victoria, ruega por nosotros.
En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.

Amén

29 de mayo de 2018


GRACIAS POR MI MAMÁ

Haz un momento de silencio. Ponte en una postura cómoda y respira hondo para estar en paz por dentro.
Dios está aquí, contigo.


En esta última semana de mayo celebramos a nuestra MADRE. Vemos el vídeo para sentir el amor y la protección que nos ofrecen nuestras mamás; y también, nuestra mamá del cielo, MARÍA DIVINA PASTORA. Ella nos ofrece protección en cada día de nuestra vida.




Juntamos nuestras manos y rezamos:


Querida María, 
hoy te pido por mi madre.
Es muy buena conmigo.
Yo la quiero de verdad.
Enséñame a valorar
todo lo que mi mamá hace por mí
y por mi familia.
Ayúdame a saber pedir perdón
cuando la enfado.

Que no le falte la buena salud y el cariño de todos nosotros.
Ayúdala a vivir siempre cerca tuya,
a no olvidar que la quieres muchísimo,
y que nunca la dejas sola.
Gracias por darme
una mamá tan buena.





Nos Despedimos:

Madre Divina Pastora, ruega por nosotros..
San Faustino , ruega por nosotros…
Beata Victoria, ruega por nosotros.
En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.

Amén

28 de mayo de 2018

TE PEDIMOS MARÍA...

Haz un momento de silencio. Ponte en una postura cómoda y respira hondo para estar en paz por dentro.
Dios está aquí, contigo.





Juntamos nuestras manos y rezamos:

Contágiame, María, tu esperanza. 
Que aprenda, al igual que tú, 
a vivir en las manos de Dios. 
Ayúdame a hacer crecer mi fe. 
Madre Buena, 
enséñame a seguir los pasos de Jesús. Amén.

 Peticiones: Te pedimos MARÍA….
-Por los niños que sufren el terror de la guerra.
-Por los que no reciben educación porque tienen que trabajar desde pequeños.
-Por todos los niños del mundo te pido, que los protejas y les des amor.
(Dejamos a los niños que hagan sus peticiones.)



Cantamos juntos:




Nos Despedimos:

Madre Divina Pastora, ruega por nosotros..
San Faustino , ruega por nosotros…
Beata Victoria, ruega por nosotros.
En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.

Amén

25 de mayo de 2018

DIVINA PASTORA

Haz un momento de silencio. Ponte en una postura cómoda y respira hondo para estar en paz por dentro.
Dios está aquí, contigo.



San Faustino tuvo una relación muy especial con María. Tan especial que puso bajo su protección la nueva Orden que acababa de fundar: “Hijas de la Divina Pastora”. Él siempre supo que en María tenía una madre que nunca le iba a abandonar y confiaba plenamente en ella, incluso en los momentos más difíciles de su vida.


Juntamos nuestras manos y rezamos:


“Divina Pastora y Madre, Virgen María
Mientras busco la senda tu eres mi guía
En tu templo yo mi historia comencé 
Que eres madre yo lo supe desde niño
Me enseñaste, mi pastora, 
que la fe y la esperanza, 
y el amor, nos dan la vida.”

  

Cantamos juntos:




Nos Despedimos:

Madre Divina Pastora, ruega por nosotros..
San Faustino , ruega por nosotros…
Beata Victoria, ruega por nosotros.
En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.

Amén

24 de mayo de 2018

HA PUESTO SUS OJOS EN LA HUMILDAD


En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.
Recitamos juntos:
«Proclama mi alma la grandeza del Señor,
 y se alegra mi espíritu en Dios, mi Salvador; 
porque ha puesto sus ojos en la humildad de su esclava, y por eso desde ahora todas las generaciones me llamarán bienaventurada,
 porque el Poderoso ha hecho obras grandes en mí: su nombre es Santo, y
 su misericordia llega a sus fieles 
de generación en generación...»

Reflexión:
" Ha puesto sus ojos en la humildad de su esclava". A estas alturas del siglo XXI no se puede entender ni interpretar las palabras de María tal como aparecen redactadas. La humillación nunca es buena. Lo es el espíritu humilde. Nos dice Jesús "aprended de mi que soy humilde y sencillo de corazón".
María ha vivido desde la sencillez, desde el amor que pone en cada cosa de las que hace. El misterio que la habita la libera interiormente de cualquier cadena; le impide someterse a nadie y le lleva a beber de las fuentes de la vivencia del Dios que nos libera de nuestras esclavitudes.
Pensamos por un momento:
           ¿de qué soy esclavo?
           ¿soy libre a la hora de expresarme?
           ¿tengo un corazón sencillo? ¿cómo lo manifiesto a los demás?

Pedimos a María nos enseñe a tener un corazón sencillo y abierto a las palabras de Dios en nuestra vida:Dios te salve María, llena eres de gracia ...
Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu ...

LA MAMÁ DE TODOS.

Haz un momento de silencio. Ponte en una postura cómoda y respira hondo para estar en paz por dentro.
Dios está aquí, contigo.



Recordamos el video de ayer. La muerte de Jesús dejó a María muy triste. Pero Jesús le encomendó una misión muy importante: 
ser la mamá de todos. 
¡Y eso es una suerte!
Miremos a nuestras mamás, ¡qué bien nos cuidan!, nos quieren muchísimo.


Decimos en alto cosas que nos gustan de cómo nos cuidan nuestras mamás.



Juntamos nuestras manos y rezamos:



  

Cantamos juntos:





Nos Despedimos:

Madre Divina Pastora, ruega por nosotros..
San Faustino , ruega por nosotros…
Beata Victoria, ruega por nosotros.
En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.

Amén

23 de mayo de 2018

NO NOS DEJES SOLOS.

Haz un momento de silencio. Ponte en una postura cómoda y respira hondo para estar en paz por dentro.
Dios está aquí, contigo.

Empezamos la oración con un video de cuando murió Jesús.



Querida María,
 Tú eres la mamá de todos los que formamos la Iglesia. Gracias por no dejarnos nunca solos.

Juntamos nuestras manos y rezamos:



  

Cantamos juntos:




Nos Despedimos:

Madre Divina Pastora, ruega por nosotros..
San Faustino , ruega por nosotros…
Beata Victoria, ruega por nosotros.
En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.

Amén

22 de mayo de 2018

MÍRANOS CON TERNURA, MARÍA.

Haz un momento de silencio. Ponte en una postura cómoda y respira hondo para estar en paz por dentro.
Dios está aquí, contigo.



María, míranos con la ternura y el amor con que mirabas a tu Hijo Jesús, pues nosotros también somos tus hijos.
Enséñanos a ser niños con los que Dios puede contar, para todo lo que necesite; a ser amigos de Jesús, a quererle cada día un poco más, y a vivir haciendo felices a las personas que nos rodean.


Juntamos nuestras manos y rezamos:



  

Cantamos juntos:




Nos Despedimos:

Madre Divina Pastora, ruega por nosotros..
San Faustino , ruega por nosotros…
Beata Victoria, ruega por nosotros.
En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.

Amén

21 de mayo de 2018

¡BUENOS DÍAS MARÍA!

Haz un momento de silencio. Ponte en una postura cómoda y respira hondo para estar en paz por dentro.
Dios está aquí, contigo.


¡Buenos días, María!
Al levantarnos, decimos “hola” a nuestra mamá, con un beso. También queremos aprender a saludarte, pero no sabemos bien cómo hacerlo. Hay unas palabras que son el mejor saludo. Un saludo que dice que fuiste muy obediente a Dios y así, su Hijo, Jesús, se hizo hombre como nosotros, 
y pudo decirnos que Dios nos quiere mucho.

Un saludo que te llama “bendita”, porque tú has traído vida 
y alegría para todos. Nosotros, lo recordamos y rezamos muchas veces. Ahora, desde el fondo de nuestro corazón, te lo decimos rezando:



Juntamos nuestras manos y rezamos:



  

Cantamos juntos:




Nos Despedimos:

Madre Divina Pastora, ruega por nosotros..
San Faustino , ruega por nosotros…
Beata Victoria, ruega por nosotros.
En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.

Amén

18 de mayo de 2018

MARÍA, MADRE NUESTRA

Haz un momento de silencio. Ponte en una postura cómoda y respira hondo para estar en paz por dentro.
Dios está aquí, contigo.


María es la Madre de Jesús, la Madre de Dios. Fue Madre dándole a luz en Belén. Fue Madre también cuidando de sus pasos de niño y educándole con cariño. Y es Madre nuestra.



Oramos:
Gracias María, 

por tu corazón generoso.

Gracias María, 

Por ser tan buena Madre.

Gracias María, 

porque eres Madre nuestra

y de los más débiles, de los tristes,de los enfermos….



Juntamos nuestras manos y rezamos:



  

Cantamos juntos:




Nos Despedimos:

Madre Divina Pastora, ruega por nosotros..
San Faustino , ruega por nosotros…
Beata Victoria, ruega por nosotros.
En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.

Amén

17 de mayo de 2018

MARÍA, MADRE

Haz un momento de silencio. Ponte en una postura cómoda y respira hondo para estar en paz por dentro.
Dios está aquí, contigo.


María:

Hoy te queremos invocar con el nombre más bonito; queremos llamarte,


Queremos pedirte que estés cerca de nosotros y que nos cuides como cuidaste de Jesús.
(Hablamos un ratito con ella ….en nuestro interior….)



Juntamos nuestras manos y rezamos:



  

Cantamos juntos:




Nos Despedimos:

Madre Divina Pastora, ruega por nosotros..
San Faustino , ruega por nosotros…
Beata Victoria, ruega por nosotros.
En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.

Amén

16 de mayo de 2018

GRACIAS MARIA

Haz un momento de silencio. Ponte en una postura cómoda y respira hondo para estar en paz por dentro.
Dios está aquí, contigo.


Es importante dar las gracias. Por eso hoy se las damos a María, nuestra mamá del cielo y desde lo más profundo de nuestro corazón.



• Por tu corazón bueno y disponible.
•Por tu corazón sencillo y humilde.
•Por tu corazón lleno de luz y de amor.
•Por tu corazón abierto al infinito.


Juntamos nuestras manos y rezamos:








  

Cantamos juntos:




Nos Despedimos:

Madre Divina Pastora, ruega por nosotros..
San Faustino , ruega por nosotros…
Beata Victoria, ruega por nosotros.
En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.

Amén

15 de mayo de 2018

MAMÁ EN LA FE

Haz un momento de silencio. Ponte en una postura cómoda y respira hondo para estar en paz por dentro.
Dios está aquí, contigo.



Juntamos nuestras manos :

Querida Virgen María.

Gracias por ser

nuestra mamá en la fe,

por estar cerca nuestra

y cuidarnos mucho

como hiciste con Jesús.


Dios te salve María, llena eres de gracia…



Cantamos juntos:





Nos Despedimos:

Madre Divina Pastora, ruega por nosotros..
San Faustino , ruega por nosotros…
Beata Victoria, ruega por nosotros.
En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.

Amén

14 de mayo de 2018

MARÍA, MIRADA ATENTA

Haz un momento de silencio. Ponte en una postura cómoda y respira hondo para estar en paz por dentro.
Dios está aquí, contigo.


Comenzamos la semana con un video de una fiesta en la que María, tuvo mucho que ver ya que interviene para que no falte la alegría.



Juntamos nuestras manos :


Querida María, 
tú estás atenta a lo que necesitamos. 
Enséñanos a estar atentos 
y pedir ayuda a Jesús 
cuando la necesitemos.



Dios te salve María, llena eres de gracia…
Cantamos juntos:




Nos Despedimos:

Madre Divina Pastora, ruega por nosotros..
San Faustino , ruega por nosotros…
Beata Victoria, ruega por nosotros.
En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.

Amén