30 de abril de 2020

JESÚS ESTÁ VIVO



Para tu reflexión y que le pongas cara, voz, ...:
¿Y para mi, que es vivir?. Termino la frase, VIVIR ES ...
¿Cómo me quiere a mi Jesús Vivo/a? .... 
¿Jesús está vivo en mi ambiente? ¿Cómo lo percibo?... busco signos que me lo demuestren...

Oración:
Señor, que el amor infinito que hemos recibido de Ti despierte en nosotros el deseo de entregarnos a los demás y construir el Reino, como hacen los misioneros y misioneras. 

Señor Jesús, Buen Pastor que diste la vida por todos,
fijaste tu mirada en la oveja perdida 
y elegiste colaboradores para la expansión de tu Reino.

Sigue mirando y llamando hoy a niños y jóvenes para que, 
dispuestos a escucharte, sigan tu voz.

Danos nuevas vocaciones que se consagren a ti en el Instituto Calasancio  y 
hagan presente tu mensaje de amor en nuestro mundo.
Por mediación de María Divina Pastora, y de San Faustino Míguez, 
te confiamos nuestra vida y oración.

Amén

Amén.

29 de abril de 2020

JESUS TE QUIERE VIVO

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén

El mensaje del Papa Francisco para esta Jornada de orar por las vocaciones es "Jesús vive y te quiere vivo". En el siguiente video nos expresa una religiosa como ella entiende este mensaje. Nos puede ayudar:
Jesús vive... 
La oración es clave para buscar nuestra vocación. ¿En qué momentos hemos rezado con más intensidad?
Leemos del Evangelio de san Lucas 11,1-4
Estaba él orando en cierto lugar y cuando terminó, le dijo uno de sus discípulos: «Señor, enséñanos a orar, como enseñó Juan a sus discípulos.» Él les dijo: «Cuando oréis, decid:
Padre, santificado sea tu Nombre, venga tu Reino, danos cada día nuestro pan cotidiano,
y perdónanos nuestros pecados, porque también nosotros perdonamos a todo el que nos debe, y no nos dejes caer en tentación.»

Jesús nos anima a orar con confianza, llamando a Dios "Padre".
¿Qué significa eso para nosotros? ¿Cómo rezamos? ¿Qué nos ayuda a hacerlo?

Nos puede ayudar en esta reflexión lo que dice un religioso de la oración:

... y te quiere vivo. 
Acabamos de escuchar, dar respuesta a una llamada que uno ha recibido. Eso es lo que nos mantiene vivos. Nuestra misión va a ser dedicar 10 minutos a la oración cada día en lo que queda de semana, incluyendo una petición para que el Señor suscite vocaciones sacerdotales y consagradas cerca de nosotros y en los territorios de misión. Hoy es muy necesario brazos que llenen de ternura los dolores de esta humanidad marcada por el sufrimiento que deja esta pandemia.

Oración:

Gracias, Señor, por hacerte cercano a nosotros a través de la oración, y por llamar a tantos jóvenes en todo el mundo a entregarse a Ti, sirviendo a los demás. Amén.

28 de abril de 2020

QUIERO SER ALGO NUEVO

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén

Jesús vive... 
Descubrir la vocación requiere retirar obstáculos, salir de "nuestra tierra" y transformar nuestra vida para ser algo nuevo y más auténtico. 

¿Qué buscaba aquel hombre? ¿Qué le impidió acoger el mensaje de Jesús? ¿Y a ti que te impide escuchar el mensaje de Jesús? 

... y te quiere vivo
Nuestra misión de hoy será hacer una lista de las cosas que a cada uno nos impiden acoger a Jesús y a los hermanos, elegir al menos una y procurar cambiarla en esta semana. 

Oración
Señor, abre nuestro corazón, para que tanto yo, como los jóvenes, estemos dispuestos a escuchar tu palabra y cumplirla. Amén.

27 de abril de 2020

¿DÓNDE VIVES?

En el nombre del Padre del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.
Jesús vive... Es posible que alguna vez nos hayamos encontrado perdidos en la vida, desorientados. Estamos en un momento personal difícil no sólo por el cambio, la búsqueda, el momento de tomar decisiones, de responsabilizarnos de
la propia existencia... sino porque lo que se nos ha añadido de como estamos viviendo esta situación de pandemia.
Todo lo que nos pasa por la mente es importante, por eso ¿Es importante preguntarse por la propia vocación? ¿Cuánto "invertimos" de nuestra vida con el fin de hallarla? ¿Qué podemos hacer para buscar? 

Lee el Evangelio de San Juan 1, 35-40:

Al día siguiente, Juan se encontraba de nuevo allí con dos de sus discípulos. Fijándose en Jesús que pasaba, dice: «He ahí el Cordero de Dios.» Los dos discípulos le oyeron hablar así y siguieron a Jesús. Jesús se volvió, y al ver que le seguían les dice: «¿Qué buscáis?» Ellos le respondieron: «Rabbí - que quiere decir, "Maestro" - ¿dónde vives?» Les respondió: «Venid y lo veréis.» Fueron, pues, vieron dónde vivía y se quedaron con él aquel día. 


... y te quiere vivo. Nuestra misión para el día puede ser plantearnos: "¿Para qué estoy aquí?", y anotar en un cuaderno lo que surja de esa pregunta. 


Oración:
Señor, dame luz para descubrir el camino de felicidad que has soñado para mi, y enséñame a ayudar a otros a descubrirlo. Amén.
Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo. Como era en un principio ahora y siempre por los siglos de los siglos. Amén

26 de abril de 2020

TIENES UNA LLAMADA.RESPONDE

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén
El próximo 3 de mayo, cuarto domingo de Pascua,  la Iglesia celebra la Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones.
A lo largo de esta semana vamos a reflexionar sobre las llamadas de Jesús.
Hoy puede ser un día especial para ti, puedes recibir una llamada. Quizá no la esperas, pero puede cambiar tu vida y la de millones de personas. La llamada del Jefe más influyente del mundo. Si te llama: ¡responde a la llamada!
Recitamos juntos:
Señor, Tú tienes una llamada para mí;
cuentas conmigo para una misión
y no esperas a que sea perfecto
para que eche a andar.
Por eso te busco en el silencio,
no para aislarme del mundo,
sino para descubrir en la oración
cómo quieres que sirva a mis hermanos.
Enséñame, Señor, a distinguir tu voz
en medio de tantos ruidos;
que no deje nunca de escucharte
ni de responderte con mi vida.
Haz que así muchos en toda la Tierra
nos convirtamos en protagonistas
de esa historia única de amor
que quieres escribir conmigo y con todos.
Señor: que, guiados por tu llamada
y acompañados por tu Iglesia,
nos dejemos ayudar por tu gracia,

que todo lo vence y transforma.
Amén

24 de abril de 2020

JESÚS SE RETIRA AL MONTE PARA ESTAR SOLO

En el nombre del Padre, del Hijo del Espíritu Santo. Amén.
Lector, el Profesor:
Uno de los consejos que los profesores solemos dar es que nunca os quedéis con ninguna duda; que si en la explicación de clase hay algo que no entendáis, que preguntéis al profesor. ¿No es cierto?

23 de abril de 2020

NO OS DEJÉIS ROBAR LA ESPERANZA

Acabamos de escuchar que Dios nos dé hoy el pan de cada día. Hoy se lo pedimos de una forma especial. ¿Pero, que pan necesito hoy?. Quizá no me falte el alimento, tal vez lo que me falte es sentirme contento, o puede que me falte que me sorprendan, o ... 
   me paro un momento para pensar en el pan que más necesito hoy
En la tarde de ayer hemos recibido una de estas sorpresas, que nos hacen salir de la monotonía y sentir que alguien nos piensa, que alguien nos recuerda ... ¿Quien nos quiso dar la sorpresa?. Nuestro Obispo; si D. Leonardo, el Obispo de Ourense, nos dirigía una carta a toda la Comunidad Educativa del Colegio y en ella se dirige sobretodo a "aquellos que son el alma de esa institución: los alumnos y alumnas del Santo Ángel". 

Nos puede ayudar en el comienzo de este día el hacer mención a algunos párrafos de dicha Carta:  

"Sabemos que para los cristianos, a pesar de las graves dificultades que podemos experimentar, siempre se abre una puerta a la esperanza. Un signo de esa apertura se percibe en tantos signos de solidaridad y cercanía como estamos viviendo, seguro que también en medio de vosotros. 

D. Leonardo con un grupo de
alumnos de 3º ESO 
Os lo ruego con todo mi corazón, no dejéis que se os roben la esperanza y sed para todas aquellas personas con las que os encontréis un signo de la ternura de un Dios que es padre de misericordia.

Os encomiendo en mis oraciones y os ruego que recéis por mi".  

El Obispo no está ajeno a que tenemos dificultades y nos invita a afrontar la vida desde la esperanza y nos pide que estemos vigilantes para que no nos la roben. El Obispo no da confianza: reza por nosotros y nos pide que lo hagamos nosotros por él.

Acabamos encomendando a la Madre del cielo las intenciones de nuestro Pastor, decimos:
Dios te salve María, llena eres de gracia, 
el Señor es contigo,
bendita tu eres, entre todas las mujeres
y bendito es el fruto de tu vientre. Jesús.

Santa María,
madre de Dios, ruega por nosotros, pecadores
ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén

Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo....



22 de abril de 2020

TODO EL QUE CREE EN ÉL TIENE VIDA

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén
Lector 1:
Hoy, en esta mañana nos ponemos en la presencia de Dios y nos unimos a los que a lo largo del día de hoy van a bendecirlo con el salmo que nos ofrece la liturgia.
Recitamos Todos:
Si el afligido invoca al Señor, él lo escucha
Fila de la ventana:
Bendigo al Señor en todo momento, 
su alabanza está siempre en mi boca; 
mi alma se gloría en el Señor: 
que los humildes lo escuchen y se alegren. 

Recitamos Todos:
Si el afligido invoca al Señor, él lo escucha

Proclamad conmigo la grandeza del Señor, 

21 de abril de 2020

JESÚS RESUCITADO, BUEN PASTOR

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén

Continuamos en tiempo de Pascua; son los cincuenta días de celebración del gran acontecimiento de la Resurrección… Ese acontecimiento que se “sale” de la historia fundamenta toda nuestra fe cristiana. Es Jesús resucitado el que fortalece nuestras vidas como lo hizo con la de los primeros cristianos.  
Comprobamos que la Resurrección está muy presente en la vida de la persona cuando vive esta desde lo que llamamos los frutos de la Resurrección. Las personas consagradas quieren vivir desde esta perspectiva.

20 de abril de 2020

TESTIGOS DE CRISTO RESUCITADO


Lector 1:
Cuentan que, en cierta ocasión, llegó un misionero a un pueblo indígena. Los habitantes del pueblo recibieron al misionero con grandes atenciones y se dispusieron a escucharlo.
Lector 2:
-Vengo a traerles una Buena Nueva, la noticia de un Dios Padre, que nos quiere a todos y desea que vivamos como auténticos hermanos, sirviéndonos y ayudándonos unos a otros. ¿Van a aceptar la noticia que les traigo y a recibir en sus corazones a ese Dios Padre que nos ama a todos como verdaderos hijos?
Lector 1:
Calló el misionero y los indígenas permanecían en silencio.
Lector 2:
-¿Lo aceptan o no lo aceptan?- insistió desconcertado el misionero.
Lector 1:
Al rato, se alzó serena la voz del cacique diciendo:
-Quédate a vivir con nosotros unos días y si en verdad vives lo que quieres enseñarnos, entonces volveremos a escucharte.
Lector 3:
Estas semanas de Pascua estamos intentando vivir  la Resurrección de Jesús. Es una realidad que te puede llevar a coger con ganas tu vida, a valorarte tal como eres, a vivir con mucha esperanza… porque Dios está contigo. Me gustaría decirte, al acabar la semana, que esto se tiene que notar. Debemos cambiar el derrotismo, la cara de vinagre, la mala baba que muchas veces tenemos; por la alegría, la amistad sincera y el compromiso con los demás. 
Lector 1:
Todos los días de la semana, es ocasión para vivir en clave de Resurrección: no te hagas daño a ti mismo, no se lo hagas a los demás.
Enséñanos Tú Señor a vivir en clave de Pascua: 
Todos:
Padre nuestro que estás en el cielo santificado sea tu nombre....
Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo ...

17 de abril de 2020

SALMO 127

El salmista quiere inculcar que los esfuerzos del hombre son inútiles si no llevan la bendición divina. Sólo Dios puede asegurar una prosperidad fecunda.
El salmo nos expresa como el trabajo del hombre está abocado al fracaso si Dios no lo fecunda; el pan cotidiano y los avatares de nuestra vida son don de Dios. No estamos solos ni trabajamos en la obra exclusivamente nuestra. El Señor construye con nosotros nuestro existir y nuestra historia.

Recita el Salmo:

Si el Señor no construye la casa,                 
en vano se afanan los albañiles; 
si el Señor no guarda la ciudad, 
en vano vigila la guardia. 

En vano madrugáis a levantaros,
ir tarde a reposar;
que comáis pan de vuestras fatigas, 
¡Dios lo da a sus amigos mientras duermen!. 

Acabas de pronunciar el salmo que a menudo rezan los cristianos en la Iglesia; a continuación te invito a actualizar tu oración del salmo a Dios:

Si el Señor no vela por mi salud,
en vano me afano por salir pronto de este confinamiento;
si el Señor no me retira del contagio,
en vano me alegro porque veo que este problema toca el fin.

Señor, pongo de mi parte todas las precauciones;
me alegro con los éxitos de los curados,
rezo cada día por las personas que están en sus puestos de trabajo, 
y por los que han perdido su trabajo; 
estoy convencido de que tu me proteges y quieres lo mejor para mi y los que yo quiero.

Una vez más hoy me uno en oración a la protección 
de la Madre del cielo,
a Tu amparo me pongo Santa Madre de Dios,
no desoigas la oración que te hago por mis necesidades,    
y las necesidades de mi familia,
líbrame de todo mal. Amén            

Madre, Divina Pastora, RUEGA POR NOSOTROS


16 de abril de 2020

CREE

Reflexionamos sobre el video
Lector:
Corre ... a tu interior 
Mira... ¿qué signos descubres que te hablan de que Jesús está vivo?
En estos momentos difíciles y que seguro tienes más tiempo para interrogarte, para encontrarte contigo, para tener sentimientos encontrados, para sentir dentro de ti fuerzas incontroladas hoy te hago una invitación, no dejes pasar este momento: cree.
Cree: Dite a ti mismo: "Señor, yo creo"
             tiempo de silencio y de reflexión



Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo ....
San Faustino, ruega por nosotros.

15 de abril de 2020

TÚ RESPLANDECES SIEMPRE EN NUESTRO CAMINO

Empezamos hoy nuestro día con optimismo "todo va ir bien" nos va a repetir el canto. Y eso es lo que nos deseamos unos a otros cada día; y es un convencimiento que nos tiene que unir a todos, porque la unión es la que hace la fuerza, y entre todos tenemos que conseguir que en nuestros ojos brille el "bien". Os invito a uniros al canto y sentir que el optimismo que nos contagia nos de fuerzas para seguir acogiendo las sorpresas del día con corazón de Pascua, con corazón de Vida:
Confiamos a María nuestras inquietudes y deseos de esta jornada:
Oh María, 
tú resplandeces siempre en nuestro camino 
como signo de salvación y de esperanza.
Nosotros nos confiamos a ti, 
Salud de los enfermos, 
que bajo la cruz estuviste asociada al dolor de Jesús, 
manteniendo firme tu fe.

Tú, Salvación de todos los pueblos, 
sabes de qué tenemos necesidad
y estamos seguros que proveerás, 
para que, como en Caná de Galilea,
pueda volver la alegría y la fiesta 
después de este momento de prueba.

Ayúdanos, Madre del Divino Amor, 
a conformarnos a la voluntad del Padre
y a hacer lo que nos dirá Jesús, 
quien ha tomado sobre sí nuestros sufrimientos
y ha cargado nuestros dolores para conducirnos, 
a través de la cruz,
a la alegría de la resurrección.

Bajo tu protección buscamos refugio, 
Madre Divina Pastora.
No desprecies nuestras súplicas que estamos en la prueba
y libéranos de todo pecado,
¡oh, Virgen gloriosa y bendita!.

14 de abril de 2020

COMUNICAD AL MUNDO LA ALEGRÍA DE VIVIR

Reflexión:

La primera invitación de Jesús-Resucitado es a la alegría. Este es el significado de la expresión pascual de ¡Aleluya!


13 de abril de 2020

¡CRISTO HA RESUCITADO!

¡Buenos días amigos y amigas! 

Saludamos, como cada mañana, a nuestro gran amigo Jesús...... 

Niños: ¡Haciendo la Señal de la Cruz!


Todos muy atentos a este video:


Rezamos juntos:

Señor resucitado, sé nuestra fuerza, nuestra vida.
Danos la alegría de vivir.
Enséñanos a caminar como hermanos a tu encuentro.
Pon calor en nuestros corazones
y humildad en nuestra vida para reconocerte vivo.
AMÉN

Nos despedimos:

Madre Divina Pastora, ruega por nosotros.
Beatos Faustino y Victoria, rogad por nosotros.
En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. AMÉN

YO SOY EL QUE VIVE

En el nombre del Padre, del hijo y del Espíritu Santo. Amén
Lector 1
¡Estamos en Pascua!. 
A un día de la celebración cristiana de la Pascua algunas personas se incorporan al quehacer cotidiano. Es un motivo para celebrar la Pascua; es un motivo para dar gracias a Dios por poder reiniciar lo que tanto hemos echado de menos los últimos días. 
A lo largo de estos dos días que nos han precedido hubiéramos escuchado muchas veces y desde distintos ambientes la expresión, ¡Felices Pascuas!. El confinamiento que muchos tenemos que seguir no debe de ahogar nuestros deseos de felicitarnos unos a otros la Pascua y de vivir con talante de Pascua. 
La Pascua, deseo a todos, nos haga ver las cosas de forma nueva y unámonos en un canto de alabanza por la alegría de los que hoy abandonan sus casas para salir a trabajar. Sigamos pidiendo, unos por otros, para que cada uno comprendamos la responsabilidad que tenemos de cuidarnos y cuidar a los demás. Entre todos se propagará el bien que todos estamos deseando.

Os dejo un trozo de leyenda:
Cuenta la leyenda que, cuando el conejo escondido junto a la tumba de Jesús le vio salir ¡más vivo que nunca!
El conejo comprendió que Jesús era el Hijo de Dios y decidió que tenía que avisar a todo el mundo.
Como los conejos no hablan, se le ocurrió que si les llevaba un huevo pintado, ellos entenderían el mensaje de vida y alegría que quería transmitir, y así lo hizo.
Desde entonces, cuenta la leyenda que, el conejo sale cada Domingo de Pascua a dejar huevos de colores en todas las casas para recordar al mundo que Jesús resucitó.
     momento de silencio reflexivo.
         (nos detenemos en el mensaje de las imágenes)

El mensaje de las imágenes es el verdadero mensaje de nuestras Felicitaciones.
Si nos felicitamos es porque Jesús ha resucitado. Su vida ha sido un compendio de derroche de Amor y nosotros cada año el domingo de Pascua recogemos ese testigo -el amor de Dios-, que se nos invita a vivirlo en nuestro día a día.
Que el mensaje de vida y alegría que se nos narró más arriba quede en nuestro corazón y lo llevemos a los demás.
Pidamos eso a nuestro Dios recitando las mismas palabras que él nos enseñó:
Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu nombre ...
Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo....

Cristo ha resucitado ¡Aleluya! ¡Aleluya!.

12 de abril de 2020

DOMINGO DE RESURRECCIÓN

Nos preparamos para
la oración

Comienza haciendo despacio la señal de la cruz: En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Escuchamos

Resucitó Jesús y él nos resucitó a 

SOY CONTIGO


Para entrar ↡
https://calasanciascontigo.blogspot.com/

DOMINGO DE PASCUA

El Covid-19 no conoce fronteras, pero tampoco la fe, la esperanza y la caridad. No entiende de la Solemnidad de Pascua y mientras que la gente de todo el mundo se enfrenta a la Pascua sin la posibilidad de celebrar la Eucaristía físicamente juntos podemos reflexionar profundamente sobre lo que el Cuerpo de Cristo significa para cada uno de nosotros unido a lo que estamos viviendo.
Con la certeza, pues, de que "Cristo ha resucitado verdaderamente", y de que su luz iluminará "la oscuridad" de la crisis actual, unámonos en la oración rezando por:
"por la serenidad para aceptar las cosas que no podemos cambiar, el valor para cambiar las cosas que sí podemos y la sabiduría para conocer la diferencia".
                            silencio para orar por ello
Recemos también, "para encontrar el significado más profundo de este desafío que toda la humanidad está enfrentando y que nos llama a la fe y a la resurrección".
                            silencio para orar por ello
Recemos por el acceso a la salud de los más frágiles y vulnerables, como son los migrantes y refugiados; los ancianos, los enfermos, los pobres y los desempleados ya que "la pandemia" hace que su sufrimiento sea aún más profundo.
                            silencio para orar por ellos
Rezamos para que nuestros líderes estén a la altura del desafío de promover la unidad y la responsabilidad compartida en todos nuestros países. 
                            silencio para orar por ello
Recemos por las personas para que recuperen los lazos que unen a la humanidad los lazos de la familia humana, esos lazos que antes dábamos por sentados o ignorábamos, ahora, viviendo en cuarentena y siendo todos marginados y vulnerables, nos hacen comprender de una manera sorprendente que nos necesitamos unos a otros.
                            silencio para orar por ello
En cierto modo, el miedo al mañana y el "sufrimiento global" han unido a la humanidad.Esto nos recuerda que los problemas humanos aparentemente irresolubles no son eternos y que la muerte no tiene la última palabra cuando se hace espacio para la esperanza.
Recemos para que a nuestro alrededor crezca la esperanza.
                            silencio para orar por ello
Recemos por los que abren sus corazones y se entregan plenamente para llevar las luces del amor y la esperanza a la vida de las personas en este oscuro momento. "El amor de Cristo nos impulsa, este amor, visto en los pequeños y grandes gestos de esperanza y solidaridad, nos llama a un nuevo futuro y a un nuevo modo de vivir.
                            silencio para orar por ello


11 de abril de 2020

LOS MÁS PEQUEÑOS EL SÁBADO SANTO

Nos preparamos para

la oración

Cae en la cuenta de que Dios está contigo, escuchando lo que hoy Le quieres decir y esperando que tú también Le escuches a Él.
«Soy contigo» y «estoy contigo» es el mensaje que Jesús quiere que grabes en tu mente y en tu corazón en estos días. Es un momento para aprender ser con el otro, el cuidarnos a nosotros mismos para cuidar al otro.

Comienza haciendo despacio la señal de la cruz: En el nombre del Padre y del Hijo y Espíritu Santo.

ESCUCHAMOS

Jesús esta en el sepulcro y los cristianos  confiamos en su resurrección.
Estos días, muchas personas han confiado en la recuperación de sus familiares enfermos en el hospital.
Rezamos por todos ellos.

ORACIÓN

Jesús, tus amigos se fueron muy asustados cuando te
descubrieron vivo, pero tú les dijiste:
“Id a contar a todos lo que habéis visto: que no estoy muerto, que vivo resucitado”. Ellos se pusieron muy contentos porque te querían mucho. Yo también te quiero mucho, Jesús.

Nos despedimos

Madre Divina Pastora, ruega por nosotros.  


SOY CONTIGO


Para participar en estas actividades  vete a: htts://calasanciascontigo.blogspot.com   

TIEMPO DE SILENCIO POR AMOR EN EL SEPULCRO

Muchas veces metidos dentro de nuestras rutinas sin pensar que nuestra  vida tiene tiempo que nosotros repartimos a nuestro antojo intentando organizarnos, organizar a los demás y tantas veces los demás que organizan nuestra vida. Esto es así en la vida de todos los días pero en este Sábado Santo tenemos que dedicarle tiempo al sepulcro solamente por amor. 
Es así,  la Iglesia permanece junto al sepulcro meditando su pasión y muerte y aquel “descenso al lugar de los

10 de abril de 2020

VIERNES SANTO "CONTIGO"

Para ver las ACTIVIDADES DE HOY,  Ir a :  https://calasanciascontigo.blogspot.com/

MAS PEQUEÑOS - VIERNES SANTO

Nos preparamos para
la oración

Cae en la cuenta de que Dios está contigo, escuchando lo que hoy Le quieres decir y esperando que tú también Le escuches a Él.
«Soy contigo» y «estoy contigo» es el mensaje que Jesús quiere que grabes en tu mente y en tu corazón en estos días. Es un momento para aprender ser con el otro, el cuidarnos a nosotros mismos para cuidar al otro.

Comienza haciendo despacio la señal de la cruz: En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén. 

VIERNES SANTO DÍA DE RECUERDOS DOLOROSOS Y TRISTES PARA JESÚS.

Jesús ha muerto para salvarnos. Su mamá, la Virgen María llora mucho, no tiene consuelo. Está muy triste. También nosotros estamos tristes porque Jesús murió. Por eso hoy le rezamos a ella.


ORACIÓN

Virgen María, déjanos estar contigo acompañándote. No sufras y ayúdanos a parecernos cada día más a Jesús, tu hijo.

Madre Divina Pastora, ruega por nosotros.



VIERNES SANTO

Hoy es el día que nos deja un vacío; es el día que la cruz es el protagonista; el crucificado: nuestro salvador.
Tomamos unos minutos para adorar la cruz. Reza ante el crucificado:





Leemos en el evangelio de san Juan el relato que lleva a Jesús a la cruz.
Pasión de nuestro Señor Jesucristo según san Juan (18,1–19,42):

C. En aquel tiempo, salió Jesús con sus discípulos al otro lado del torrente Cedrón, donde había un huerto, y entraron allí él y sus discípulos. Judas, el traidor, conocía también el sitio, porque Jesús se reunía a menudo allí con sus discípulos. Judas entonces, tomando la patrulla y unos guardias de los sumos sacerdotes y de los fariseos, entró allá con faroles, antorchas y armas. Jesús, sabiendo todo lo que venía sobre él, se adelantó y les dijo:
+ «¿A quién buscáis?»

9 de abril de 2020

CELEBRAMOS EN FAMILIA EL JUEVES SANTO

Anímate a participar ...

puedes hacer mucho bien.

CONTIGO PIENSO

Una velada llena de gestos
Tómate un tiempo y un espacio para ti. Para la reflexión personal puedes coger un cuaderno que tengas por casa, unas hojas, las notas del móvil.
Ahora nos vamos a adentrar en lo que celebramos hoy, Jueves Santo. 
Hoy ponemos el foco de atención en la última cena de Jesús con sus discípulos antes de su muerte. Hoy celebramos el Día del Amor Fraterno, de la institución de la Eucaristía y la institución del sacerdocio. 
La última cena fue preparada por Jesús para sus discípulos. Fue el último encuentro con ellos antes de la pasión. Un encuentro que quiere resumir el sentido de todo lo que está a punto de ocurrir. Su entrega hasta la muerte, su vida para siempre. Él, sabiendo que llega su final, opta por encarar la

DÍA DEL AMOR ENTRE HERMANOS 

 Nos preparamos para la oración

Cae en la cuenta de que Dios está contigo, escuchando lo que hoy Le quieres decir y esperando que tú también Le escuches a Él.

«Soy contigo» y «estoy contigo» es el mensaje que Jesús quiere que grabes en tu mente y en
tu corazón en estos días. Es un momento para aprender a ser con el otro, el cuidarnos a
nosotros mismos para cuidar al otro.

Comienza haciendo despacio la señal de la cruz: En el nombre del

JUEVES SANTO 2020

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espítu Santo. Amén
Hoy es Jueves Santo,  el día del Amor fraterno.
Nos preparamos para esta celebración de la Última Cena de Jesús con los Apóstoles reflexionando sobre el evangelio de hoy; evangelio según san Juan (13,1-15)
Antes de la fiesta de la Pascua, sabiendo Jesús que había llegado la hora de pasar de este mundo al Padre, habiendo amado a los suyos que estaban en el mundo, los amó hasta el extremo. Estaban cenando, ya el diablo le había metido en la cabeza a Judas

8 de abril de 2020

HAZ CLIP EN ↧
#QUEDATE EN CASA -MOVIMIENTO CALASANCIO- (HAZ CLIP)

ORACIÓN PARA LOS MÁS PEQUEÑOS

#yomequedoencasa MIÉRCOLES 8

Nos serenamos

¡Buenos días! Ante la situación que nos ha tocado vivir, nos unimos como Familia Calasancia. Para prepararte a vivir el día de hoy de la mejor manera posible, te invito a seguir los siguientes pasos:
• Ponte cómoda/o. Apoya la espalda en el respaldo de la silla, que tus pies toquen el suelo… Lo importante es que estés bien, a gusto…

• Cierra los ojos.

SAMANA SANTA

Reflexión:
Nos preguntamos, qué tenemos que ver cada uno de nosotros, en nuestro diario vivir, con el AMOR del Jueves Santo, la MUERTE del Viernes Santo y la RESURRECCIÓN del Domingo de Pascua.

AMAR, MORIR, RESUCITAR, son como tres movimientos “in crescendo” de la Semana Santa. Tres realidades que, sin duda, son las más importantes en la vida de cada hombre. AMAR es el verbo más conjugado de la historia. El hombre está sediento de amor. Cuando lo encuentra y cuando lo da, es feliz. Pero amar como Jesús con su medida y con su finalidad, no es fácil. Amar como El amó supone negarse, olvidarse, vencerse.  Amar como amó Jesús supone considerar de verdad a los hombres, a todos los hombres, como hermanos y estar dispuesto a compartir con ellos la herencia, toda la herencia. No, no es fácil amar así. Y por eso no lo hacemos. 

MORIR. ¡Qué difícil! Y, sin embargo, la muerte está ahí, dispuesta a acudir puntualmente a la cita. No queremos saber nada de ella. Viéndonos, también nosotros mismos podríamos pensar: ¡Qué terrible una muerte sin respuesta! ¡Qué angustiosa una muerte sin retorno! ¡Qué cruel una muerte sin victoria! Contemplando el modo de vida de los hombres, también quizá el nuestro, cabría preguntarse: ¿Qué esperan los hombres persiguiendo tan ansiosamente el poder, el dinero, la gloria? ¿Está ahí la meta anhelada, el fin último, la aspiración máxima? ¿Qué piensan los hombres de la muerte? No es fácil aprender a morir; sin embargo, debiéramos esforzarnos por dar, a la luz de la muerte y sin necrofilia, hondura y categoría a nuestra vida, sabor cristiano y trascendente a nuestro existir. Pensar serenamente el Viernes Santo, a la sombra de la Cruz.

RESUCITAR. Es la última palabra de la muerte. El triunfo, la gloria, la alegría. Jesús, venciendo el tedio, el dolor, la angustia, la incógnita que se alza perturbadora ante la mente humana. Su triunfo es el nuestro. ¿De verdad lo creemos así los cristianos? Quizá en el fondo de nuestro ser sí lo creemos. Nos falta avivar esa fe, hacerla realidad diaria, ponerla de relieve al enfocar la vida, al acercarnos a los hombres, al vivir con ellos. Hay que intentar resucitar cada día en un esfuerzo permanente por dar a nuestra existencia un tono y un estilo en el que se reconozca inmediatamente a Cristo, cuyo final no fue la Cruz, sino la Luz.

AMAR, MORIR y RESUCITAR: 
tres realidades para pensar y para vivir en esta Semana Santa y en toda nuestra vida.

7 de abril de 2020

ORACIÓN PARA LOS MÁS PEQUEÑOS

#yomequedoencasa MARTES 7

#soycontigo

Nos serenamos

Buenos días! Ante la situación que nos ha tocado vivir, nos unimos como Familia Calasancia Para prepararte a vivir el día de hoy de la mejor manera posible, te invito a seguir los siguientes pasos:

• Ponte cómoda/o. Apoya la espalda en el respaldo de la silla, que tus pies toquen el suelo… Lo importante es que estés bien, a gusto…