28 de diciembre de 2020

NAVIDAD 2020

 ¿QUE NO HABRÁ NAVIDAD?

¡Claro que sí!

Más silenciosa y con más profundidad

Más parecida a la primera en la que Jesús nació en soledad.

 

Sin muchas luces en la tierra

pero con la de la estrella de Belén

destellando rutas de vida en su inmensidad

 

Sin cortejos reales colosales

pero con la humildad de sentirnos

pastores y zagales buscando la Verdad.

 

Sin grandes mesas y con amargas ausencias

pero con la presencia de un Dios que todo lo llenará

 

¿QUE NO HABRÁ NAVIDAD?

 ¡Claro que sí!

Sin las calles a rebosar

pero con el corazón enardecido

por el que está por llegar

 

Sin ruidos ni verbenas,

reclamos ni estampidas…

pero viviendo el Misterio sin miedo

al  «covid-herodes» que pretende

quitarnos hasta el sueño de esperar.

 

Habrá Navidad porque DIOS está de nuestro lado

y comparte, como Cristo lo hizo en un pesebre,

nuestra pobreza, prueba, llanto, angustia y orfandad.

 

Habrá Navidad porque necesitamos

una luz divina en medio de tanta oscuridad.

Covid19 nunca podrá llegar al corazón ni al alma

de los que en el cielo ponen su esperanza y su alto ideal

 

¡HABRÁ NAVIDAD!

¡CANTAREMOS VILLANCICOS!

¡DIOS NACERÁ Y NOS TRAERÁ LIBERTAD!

                                      Texto del sacerdote Leoz  (diócesis de Pamplona)


26 de diciembre de 2020

ACTIVIDADES SOLIDARIAS MES DE DICIEMBRE

 Llegó diciembre y los alumnos/as de M.C han llevado a cabo unas  actividades solidarias.

          Han participado en la entrega de alimentos  a la parroquía de Fátima, que se recogieron en el colegio con la campaña de Navidad .


LA PARROQUÍA NOS HA DADO LAS GRACIAS














También ayudaron a seleccionar y preparar paquetes de comida para repartir.


COMO HAN TRABAJADO













SIGUEN CON SUS ACTIVIDADES SOLIDARIAS.
     
Ahora le ha tocado a las personas mayores.
         
      Han elaborado unas preciosas felicitaciones navideñas que se han repartido en la residencia Santamarina donde se encuentran religiosas calasancias.

Que caras de ilusión



25 de diciembre de 2020

FELIZ NAVIDAD

 


Feliz Navidad a todos los que hemos escuchado la buena noticia de Dios-con-nosotros.

¡Un niño se nos ha dado!. Un signo de lo alto…

Una luz brilla en medio de la oscuridad. ¡Dios ha estado grande con nosotros y nos no ha abandonado a nuestra suerte!.

¡Feliz Navidad! 

¡Feliz Navidad a todos!

los que hemos visto salir Su Estrella en medio de tantas luces de colores

a los que hemos ido tras ella! 

a los que apuestan por un futuro más pleno, por un mañana mejor!.

a cuantos anhelan un mundo nuevo y se empeñan en hacerlo realidad!.

a todos los que hacen de su vida un canto de entrega a los demás!.

¡Feliz Navidad a ti, que en medio del dolor has encontrado la mano cálida del Dios-con-nosotros!.

a ti, si no te conformas con arrastrar la vida y eres protagonista de tus días!.

¡Feliz Navidad a todos los que se encuentran solos y necesitan una mano amiga!.

a los que sufren el dolor y la enfermedad!

¡Feliz Navidad a todos los que "Santo Ángel" es parte de su vida y su corazón!

¡Feliz Navidad! porque un Dios-Niño se nos ha dado. Está con nosotros.




22 de diciembre de 2020

GRACIAS SEÑOR

 En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén

Hoy es un día de acción de gracias; acabamos el Trimestre. Es el momento de hacer balance y traer a nuestra mente tantos hechos, tantos momentos, tantos acontecimientos ... vividos que nos hacen elevar nuestro corazón a Dios y decir GRACIAS SEÑOR.

Gracias Señor por la vida,

Gracias Señor por terminar un trimestre,

Gracias Señor porque tengo salud,

Gracias Señor ....  tiempo de silencio en el que seguimos dando gracias a Dios por ...  

El profesor puede invitar a que se vaya dando gracias ordenadamente ...

En este momento que vivimos, en donde muchos han iniciado el trimestre pero no lo han terminado. Tal vez algunos empezaron llenos de salud y se encuentran enfermos o convalecientes. Quizá muchos iniciaron con ilusión un trabajo pero lo han tenido que dejar ... 

es momento duro para todos el que estamos viviendo pero aún en nuestra dificultad y en medio de nuestras preocupaciones echamos la mirada a María de Nazaret, que sin entender el plan que Dios tenía para ella y las dificultadas que estaba pasando en la espera de un Niño - Dios que portaba en su vientre, le brotaron las palabras: 

el Poderoso ha hecho obras grandes en mí:

“su nombre es santo,

y su misericordia llega a sus fieles de generación en generación”.

Pidamos a Dios, por medio de María, que su misericordia llegue a nosotros hoy y nos llene de sus bienes. Le decimos juntos:

Oh María, tú resplandeces siempre en nuestro camino 

como signo de salvación y de esperanza.

Nosotros nos confiamos a ti, Salud de los enfermos, 

que bajo la cruz estuviste asociada al dolor de Jesús, manteniendo firme tu fe.

Tú, Salvación de todos los pueblos, sabes de qué tenemos necesidad y

 estamos seguros que proveerás, para que pueda volver la alegría y la fiesta después de este momento de prueba.

Ayúdanos, Madre del Divino Amor, porque

Bajo tu protección buscamos refugio, Santa Madre de Dios. 

No desprecies nuestras súplicas que estamos en la prueba y

 libéranos de todo peligro, o Virgen gloriosa y bendita. Amén.



21 de diciembre de 2020

PREPARAMOS NUESTRO CORAZÓN PARA ACOGER EL NIÑO DIOS

Estamos ya en la cuarta semana de Adviento.

Nos acercamos al pueblo de Nazaret donde vive María.

Podemos imaginar su casa en una cueva,

con una sala donde prepara la comida y una piedra de molino

para amasar el pan.

De repente, recibe la visita del ángel... 

Lo recoge el evangelista Lucas:

 El ángel entró donde ella estaba, y le dijo: 

–¡Hola María favorecida de Dios! El Señor está contigo. 

Tendrás un hijo y le pondrás por nombre Jesús. Será un gran hombre, al que llamarán Hijo del Dios. 

                              pausa

El símbolo que metemos esta semana en la mochila es un bocadillo. Con él expresamos el valor de la acogida. Acogida que tiene María aceptando ser madre Jesús. Acogida que expresa José con su actitud de ser padre de Jesús y marido de María ...

Acogida de Jesús, que se nos invita a cada uno, para acoger el misterio de la Navidad.

Recitamos juntos a María, Dios te salve María, llena eres de gracia, el Señor es contigo y bendita tu eres entre todas las mujeres y bendito el fruto de tu vientre.

Santa María, madre de Dios, ruega por nosotros, pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén 








18 de diciembre de 2020

CONSTRUYAMOS UN MUNDO DE PAZ

Dans le nom du Père du Fils et du Saint-Esprit. Un amen
Vemos con atención el siguiente vídeo:

Reflexión:
Paz en la Tierra, que haya Paz entre los pueblos ... construyamos un mundo de Paz. Un deseo muy repetido estos días. Recuerda el símbolo en la canción: una mujer portadora de una vela a la que los demás van a tomar su luz; o lo que es lo mismo una mujer portadora de Paz en la que los demás van a recibir de ella la paz y juntos forman un mundo de paz. 
Piensa tu hoy en ¿dónde buscas la paz? ¿de quien recibes la Paz?. Ponle rostro a estas preguntas.

¡Chequéate!. ¿Cómo anda tu reparto de Paz?. Renueva tus deseos de transmitir Paz a tu alrededor. 
Tiempo de silencio y reflexión

Recitamos:
Todos juntos:

Paz en el Cielo, que haya Paz en la Tierra 
que haya Paz entre pueblos, Paz a la humanidad
que la Paz nos reúna, que la Paz nos hermane,
construyamos un mundo de Paz
Fila 1
Somos hijos del Creador
moldeados por Su Amor.
Si seguimos la Verdad
buscaremos un mundo de paz

Todos juntos:
Paz en el Cielo, que haya Paz en la Tierra 
que haya Paz entre pueblos, Paz a la humanidad
que la Paz nos reúna, que la Paz nos hermane,
construyamos un mundo de Paz
Fila 2:
Desde nuestro corazón
la plegaria ya empezó. 
No queremos nada más,
que vivir en un mundo de Paz

Todos juntos:
Paz en el Cielo, que haya Paz en la Tierra 
que haya Paz entre pueblos, Paz a la humanidad
que la Paz nos reúna, que la Paz nos hermane,
construyamos un mundo de Paz
Paz en el Cielo, que haya Paz en la Tierra 
que haya Paz entre pueblos, Paz a la humanidad
que la Paz nos reúna, que la Paz nos hermane,
construyamos un mundo de Paz
Paz en el Cielo, que haya Paz en la Tierra 
que haya Paz entre pueblos, Paz a la humanidad
que la Paz nos reúna, que la Paz nos hermane,
construyamos un mundo de Paz.

Recuerda a lo largo del día de hoy: Señor, que la Paz nos hermane y juntos construyamos un mundo de Paz. Amén
Pedimos a María, Reina de la Paz, en este día que celebramos la fiesta de la Virgen de la Esperanza, que la paz nos hermane y vivamos en un mundo de paz y le rezamos: Dios te salve María, llena eres de gracia el Señor es contigo ....
Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo ...

Reine de la Paix. Priez pour nous 

17 de diciembre de 2020

¡HÁGASE EN MI!

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén

María, una de las protagonistas del Adviento, porque dice: Hágase en mí según tu palabra.
María tenía, ciertamente, sus planes para la vida. Pero, de repente, Dios interviene, y la invita a una gran aventura: ser madre de Jesús, el “Dios que salva”.

Es una invitación, no es imposición.
Por una parte, la monotonía segura de los proyectos propios; por otra, la propuesta de colaborar con Dios. De un lado, las rutinas previsibles; de otro, la propuesta de un Dios que hace reales los sueños más imposibles.
Y María dice “Sí”. Y se convierte en Madre de Dios. Y la sigue una multitud de hombres y mujeres, a lo largo de los siglos, que también dicen “Sí”.
Todos:
Cuando no entiendo nada, cuando los días son grises y tristes, cuando el camino se hace pesado, cuando el amor se enfría, cuando cuesta volver a comenzar, cuando la fuerza flaquea…
Hágase en mí según tu Palabra.


Lector 
María de Nazaret es una de las protagonistas de este tiempo de Adviento.
Gracias a ella, a que ella dijo "SI" a la voluntad de Dios celebramos la Navidad. En ella se manifiesta claramente el respeto que tiene Dios por nuestra libertad.
El Evangelio nos presenta a María, la Madre de Jesús, como una mujer dichosa por haber creído, por haber descubierto a Dios y por haberse sabido fiar de Él a pesar de las dudas e incertidumbres. 

Confiemos a María nuestras dudas, nuestras esperanzas ... nuestra vida y pidámosle que como ella digamos "SI" al plan que Dios tiene para cada uno de nosotros.

Decimos juntos: Dios te salve María, llena eres de gracia ...


16 de diciembre de 2020

ORACIÓN ADVIENTO FAMILIAS

 El adviento ha comenzado

         Es momento de oración y de familia.

     Os invitamos a realizar en familia está oración; momento de  estar juntos, de pensar, de disfrutar la tranquilidad.

                        Animaos a participar

                     




ALEGRAOS

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén
Lector
Nos preparamos para celebrar la última semana de Adviento; las lecturas del pasado domingo, nos invitaron a la alegría en el Señor, a permanecer constantes en la oración y a ser agradecidos con Él.

La alegría es un factor central de este Tiempo, pero es esa alegría verdadera que viene de la espera de aquel que es nuestra esperanza, Jesús. Ese Mesías que quiere nacer en nuestro corazón, renovar nuestra vida y darnos una alegría imperecedera que viene de encontrarnos con Él. Y esto se logra si hablamos con Él, dedicando tiempo a la oración.

En este tiempo de preparación de la Navidad, en el colegio, en nuestras casas, en las calles, en los comercios ... estamos rodeados de un ambiente que nos habla de fiesta; que esto nos sirva para recordar la alegría que nos va a traer, si celebramos la Navidad con una actitud de espera y de acogida, el mensaje que Jesús nos quiere comunicar.

La Palabra de Dios nos habla de esta alegría:                              
"Estad siempre alegres en el Señor; os lo repito, estad siempre alegres. Que su mesura la conozca todo el mundo. El Señor está cerca". 

Repetimos Todos: "Te alabamos Señor".
                               (tiempo para la reflexión)

Decimos juntos:
Que como María, la Madre del Adviento, sintamos como Ella sintió del ángel las palabras: "Alégrate", el Señor está contigo. 
Dios te salve María, llena eres de gracia, el Señor está contigo, Bendita tu entre las mujeres ....
Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo ...

15 de diciembre de 2020

Seguimos caminando en Adviento.

                 Otra propuesta para realizar

                             ANIMO!!!!

ADVIENTO, TIEMPO PARA DESPERTAR

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén
Nos ayudamos de un vídeo para reflexionar sobre el tiempo que estamos viviendo. No dejemos pasar los detalles que nos interpelan.
Pedimos a María, nos enseñe a vivir como ella el tiempo de espera, es un tiempo cargado de esperanza. Mantengámonos despiertos. Le recitamos juntos a María: Dios te salve María, llena eres de gracia ...
Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo ...

14 de diciembre de 2020

YO SOY LA VOZ QUE GRITA EN EL DESIERTO

Y le dijeron: 

—¿Quién eres? Para que podamos dar una respuesta a los que nos han enviado. Él contestó: —Yo soy «la voz que grita en el desierto: Allanad el camino del Señor» como dijo el Profeta Isaías. 

Palabra de Dios. 

Con estas palabras de Juan Bautista, cuyo hogar estaba a a orillas del Jordán junto al desierto,  inicíabamos ayer la tercera semana de Adviento.

En esta semana os invito a leer qué hay de vida en los “desiertos” de nuestro tiempo. 

Este año 2020 hemos experimentado que el desierto puede ser no sólo un lugar geográfico sino una experiencia vital, física. La pandemia nos ha confrontado con muchos tipos de soledades, de pérdidas. También nos ha ayudado a recuperar cosas y situaciones esenciales que habíamos olvidado vivir o disfrutar.  Porque en lugares y momentos difíciles también se pueden abrir paso la confianza en el futuro y la alegría. 

El desierto puede ser lugar de crisis, pero también de encuentro, donde afloran las debilidades, pero también las fortalezas y recursos insospechados. breve silencio.

Esta semana vamos a meter en la mochila un “STOP”. 

Será un momento de parada en nuestra vida acelerada, para reflexionar cómo estamos en este camino; nuestra relación con las personas, mi responsabilidad y trabajo, mi comunicación con Dios…

Os invito a discernir “voces en el desierto” para sintonizar con las que hablan de aspiraciones y proyectos que promueven gozo sin exclusiones, un gozo fruto de la “vida según Dios. 

Al mismo tiempo, os estimulo a convertirnos en portavoces de los que no tienen voz. No debemos olvidar que muchos ruidos e intereses creados pretenden silenciar la voz de Dios en nuestra propia vida. 

Os invito a vivir esta celebración de la Navidad, como encuentro con Jesús que nos empuja a mantenerlo presente en nuestra vida y a valorar en nuestra vida el valor de la oración. Dios es alegría y fidelidad. Donde está Dios hay futuro.

             tiempo se silencio para releer el texto

Con los sentimientos y actitudes que preceden os invito a unirnos a leer juntos la siguiente oración:  

Señor, ayúdame a buscar unos momentos para orar cada día. Ellos me acercarán a Ti y me ayudarán a preparar tu venida.

Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo. Cómo era en un principio ahora y siempre por los siglos de los siglos. Amén

San Faustino: RUEGA POR NOSOTROS

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén

11 de diciembre de 2020

VEN A SANAR MIS HERIDAS


Pedimos al Señor que se quede en nuestro corazón y nos sane. Decimos juntos:
Padre nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu nombre ....
Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo ...

10 de diciembre de 2020

VUELVE A NOSOTROS TUS OJOS MISERICORDIOSOS

Este martes hemos celebrado una de las Fiestas de la Virgen, María. Con la canción que vamos a escuchar es una ofrenda a nuestra Madre del cielo. Nos disponemos en actitud de que sea nuestra ofrenda personal:

A ella pedimos juntos, nos ayude a cada uno en este momento de dolor, por esta pandemia que estamos pasando:

Dios te salve, Reina y Madre de misericordia, 

vida, dulzura y esperanza nuestra. 

Dios te salve. 

A Ti clamamos los desterrados hijos de Eva, 

a Ti suspiramos, gimiendo y llorando en este valle de lágrimas. 

Ea, pues, Señora Abogada Nuestra, 

vuelve a nosotros tus ojos misericordiosos, 

y después de este destierro, muéstranos a Jesús,

fruto bendito de tu vientre.

Oh, clemente, oh piadosa, oh dulce Virgen María. 

Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios, 

para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Nuestro Señor Jesucristo.


9 de diciembre de 2020

AGUA PARA EL CAMINO

En el nombre del Padre del Hijo y del Espíritu Santo. Amén 

"En aquel tiempo, Jesús tomó la palabra y dijo:

«Venid a mi todos los que estáis cansados y agobiados, y yo os aliviaré".

En esta segunda semana de Adviento hemos metido en nuestra mochila para este viaje hacia el pesebre de Belén, una botella de agua para el camino. 

El agua, símbolo de la purificación; nos limpia, nos purifica, calma nuestra sed ... 
En este camino hacia Belén, pensemos de que nos tenemos que limpiar; qué cosas de nuestra vida necesitan ser lavadas. Pensemos también en la sed que tenemos. Tal vez alguno de nosotros necesitamos calmar la sed de la enfermedad dentro de nuestra familia, de las ansias por perder el trabajo, ...
     Tiempo de reflexión y silencio para entrar dentro de nosotros y percibir de que tenemos sed.

Si nos sentimos cansados o agobiados en este camino, pongamos la mirada en el cielo y pidamos ayuda a nuestro Dios, recitando juntos las palabras que Jesús nos enseñó: 
Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu nombre ...
Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo. Como era en el principio ahora y siempre por los siglos de los siglos. Amén





8 de diciembre de 2020

PREPARANDONOS PARA EL ADVIENTO

Pronto celebraremos algo muy importante

¿ Os animáis a prepararos para una fecha muy importante?

               ¡Ánimo!, seguro que os va a gustar

Compartid vuestra lista   no sólo en la página que se os indica en la imagen sino también en:  pastoral@colegiosantoangel.es



VUELVE A NOSOTROS TUS OJOS


«Bajo tu amparo nos acogemos, Santa Madre de Dios».

En la dramática situación actual, 
llena de sufrimientos y angustias que oprimen a nuestro entorno y al mundo entero, acudimos a ti, Madre de Dios y Madre nuestra, y buscamos en ti refugio.

Recitamos juntos la oración a la Virgen: 
Oh Virgen María, vuelve a nosotros tus ojos misericordiosos en esta pandemia, 
y consuela a los que se encuentran confundidos y lloran en la enfermedad y pérdida de sus seres queridos.
Sostiene a aquellos que están angustiados porque, para evitar el contagio, 
no pueden estar cerca de las personas enfermas. 
Infunde confianza a quienes viven en el temor de un futuro incierto y de las consecuencias en la economía y en el trabajo.

Madre de Dios y Madre nuestra, pide a Jesús, como hiciste en Caná, 
que esta dura prueba termine y 
que volvamos a encontrar un horizonte de esperanza y de paz. 
Ilumina las mentes de los hombres y mujeres de ciencia, para que encuentren las soluciones adecuadas a este mal que nos aplasta.

Oh María, Consuelo de los afligidos, 
abraza a todos tus hijos que estamos sufriendo,
haz que Dios nos libere con su mano poderosa de esta terrible epidemia y 
que la vida pueda reanudar su curso normal con serenidad.

Nos encomendamos a Ti, 
que brillas en nuestro camino como signo de salvación y de esperanza. 
¡Oh clementísima, oh piadosa, oh dulce Virgen María! 
Ruega por nosotros pecadores ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén



5 de diciembre de 2020

SEGUNDA SEMANA DE ADVIENTO


Esta semana vamos meter en nuestra mochila una botella de agua como símbolo de todo aquello que tenemos que limpiar para tener vida y dar vida a los demás. 

El símbolo de esta semana es la botella. Colgamos o metemos en la mochila una botella de agua que hidrata y limpia nuestra vida.                                                                                                                                           HAZ DOBLE CLIP

Vivamos el Adviento como un momento favorable para cambiar nuestras rutinas y esforzarnos en ser mejores. 

Oración: Como la gente de Judea que caminaba hacia el Jordán, yo camino hacia Ti, Señor…Me gusta saber que me perdonas, porque me das fuerza e ilusión para hacer nuevos intentos cuando no logro lo que me propongo. Gracias Señor




                                                        

LLENA DE GRACIA

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén
Lector 1
Celebraremos el sábado la Fiesta de la Virgen María. La fiesta que la reconoce llena de gracia, mujer sin pecado. Es una fiesta que nos invita a que llevemos una vida "pura". ¿Qué significa para nosotros una vida "pura"?.
En este tiempo de Adviento, en que nos estamos preparando

4 de diciembre de 2020

ESPERANDO LA VISITA DEL MESIAS

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén
Lector
Estamos acabando la primera semana de Adviento, tiempo de preparación y de espera. El Señor viene. No es mera visita, para luego marcharse o desaparecer. No viene para unas simples fiestas, ni para llenarnos de sentimientos para con el “niño Jesús”, ni para animarnos a consumir y repartir unos regalos. Viene a buscarnos y a quedarse con nosotros. Viene a enseñarnos a dar de lo poco que tenemos para ayudar al que tiene menos.

Nosotros, hacemos una pausa en medio de tantas ocupaciones y tantas prisas, para poner a punto la esperanza. Que el Señor nos despierte y nos anime. Que el desencanto y la rutina no nos posean. Nos ponemos delante de Dios. Nos ponemos en sus manos. Le dejamos sitio en nuestro corazón, en nuestra vida.

Decimos juntos:

 Quitemos de nuestras vidas la rutina, que la tristeza no nos invada.
Abramos, que entre la luz en nuestras vidas y se limpien del mal las miradas.
Gritemos: El Dios del amor y la ternura pasará por la puerta de tu casa. Vigila, estate atento, pues seguro, te pide que le dejes visitarla.
Y las viejas rutinas que nos duermen, quedarán para siempre trasnochadas, porque siempre su luz y su presencia nos regalan la vida renovada.
El Señor está cerca, ¿No lo sientes?, él pasa a nuestro lado y nos levanta.
¡Es Adviento! Que es tiempo inundado por la gracia. Isaías, María y el Bautista con su cálida voz nos acompañan. A los desencantados y aturdidos, a los que nada ven, ni esperan nada, a los que la injusticia ha empobrecido, ¡que alumbre con más fuerza la esperanza!
Recemos hoy a Dios por los desesperados a causa de las consecuencias que estamos pasando por esta pandemia.
              tiempo de silencio y reflexión

Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo ...

3 de diciembre de 2020

CAMINO DE ADVIENTO

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén

Hace días que el tema: navidad aparece en los medios de comunicación, se huele en el ambiente, los comercios se apresuran a adelantarla para recaudar más beneficios, las calles se adornan (este año bastante menos) queriendo alargar el día entrañable de navidad.
Las familias se organizan para ver cómo celebrarlo, en los colegios y parroquias los niños preparan sus festivales, concursos de postales …
Me pregunto si en estos días alguien se acuerda de Jesús, si realmente es importante para nosotros re-descubrir ese Dios que se hace uno de nosotros para hacernos llegar su mensaje de paz y perdón. ¿Alguien piensa en el Adviento? ¿Alguien despierta del sueño del egoísmo y enciende la luz de la gratuidad? ¿Alguien se sensibiliza de forma especial en este tiempo para ser más generoso con los que menos tienen?
            tiempo para la reflexión

Vivimos un momento especial en el que las luces de colores y los regalos nos dicen muy poco. Necesitamos ESPERANZA, SOLIDARIDAD, PERDÓN y mucho AMOR. ¡de verdad!
¿Por qué no nos proponemos una Navidad que dure 365 días?
La situación de crisis actual nos llama para que nuestro Adviento de hoy encienda una luz a los que no pueden pagarla, ofrezca comida a los que hacen filas un día tras otro para poder llevar algo a la mesa, ofrezca esperanza a los parados y pesebres a los desahuciados….
Nuestro Adviento de hoy es dar LUZ, no de colores en las calles… simplemente LUZ ¡de verdad!
¿Cómo puedo yo dar luz en mi ambiente?
               tiempo para la reflexión

Rezamos juntos un padrenuestro para pedirle a Dios que preparemos bien la venida del Niño Jesús durante este Adviento. Padre nuestro, que estás en el cielo ...

Compromiso para este tiempo de adviento: Jesús, me comprometo a dedicar un rato cada día de Adviento para meditar tu venida.

2 de diciembre de 2020

PARA QUE SIRVE

¿Te paraste alguna vez a pensar, para que sirven los sentimientos/realidades que aparecen en el vídeo?
No te plantees la pregunta ¿para que sirve el Adviento?, no le busques una utilidad. Vive el Adviento.
El Adviento que Dios quiere es que abras bien las velas de tu nave y que pongas el motor en marcha; que salgas una vez más del puerto de ti mismo y que te arriesgues en busca de la tierra  prometida;  que  venzas  tus  apegos  y  comodidades,  los  que  te  impiden crecer; que superes  tus  miedos,  que  te  paralizan;  que  sacudas  tus  rutinas,  pura mediocridad; que confíes.

Y  una  vez  que  te  hayas  revestido  con  los hermosos  trajes  de  la esperanza, predícala, siémbrala, sé su testigo. Da la mano al que te pide, levanta al que está caído, fortalece a los vacilantes, di palabras de consuelo a los corazones tristes, ofrece razones para luchar a los que están desencantados, pinta de color toda la vida. Son muy necesarios los profetas de la esperanza. Sé tu uno de ellos.
Relee en el párrafo anterior lo que Dios quiere de ti en este adviento. 
¿Qué estás dispuesto a darle?. Quédate con alguna cosa, y que sea esta tu compromiso en este adviento. 
                             (tiempo de silencio y reflexión)

Pedimos a María la Virgen, nos enseñe a ser profetas de esperanza en este tiempo de Adviento que estamos iniciando. Decimos juntos, Dios te salve María, llena eres de gracia ...
Gloria al Padre al Hijo y al Espíritu Santo .... 

1 de diciembre de 2020

GRACIAS ADVIENTO

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Recitamos cada fila una estrofa


GRACIAS, ADVIENTO, POR SER FUENTE DE ESPERANZA!

Cuando la perdemos, tú nos la devuelves redoblada

Cuando nos elevamos demasiado,

nos haces valorar la pequeñez de cada persona

Cuando se cierran los caminos,

tú nos abres otros tantos senderos                                



¡GRACIAS, ADVIENTO, POR SER RIO DE ESPERANZA!

Cuando corren vientos de enemistad,

la proximidad de Jesús siempre ofrece una mano.

Cuando bajan aguas de tormenta,

la paz del cielo calma toda tempestad

Cuando se borra toda huella del infinito,

tu presencia nos hace buscar y mirar hacia la estrella.


¡GRACIAS, ADVIENTO, POR SER SURTIDOR DE ESPERANZA!

Si andamos perdidos, el Señor sale a nuestro encuentro

Si nos sentimos solos, Dios reconocerá nuestros nombres

Si nos encontramos sin horizontes, el Señor nos empuja hacia el futuro

Si no encontramos sentido a las cosas, el Espíritu nos ilumina con sabiduría


¡GRACIAS, ADVIENTO! ¡TE ESPERÁBAMOS!

Andamos escasos de esperanza y llenos de problemas

Ayúdanos a ser camino por el que venga Jesús

Ayúdanos a vigilar el gran castillo de nuestro corazón

Ayúdanos para allanar y acondicionar caminos torcidos

Ayúdanos para que, con María, recibamos al Grande que será pequeño