31 de enero de 2020

FELICES LOS QUE TRABAJAN POR LA PAZ

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén

"Dichosos los que trabajan por la paz, porque ellos se llamarán los hijos de Dios"


Lee la fila de la ventana:
Ojalá llegue un día en que todos los ejércitos del mundo no hagan falta, porque los países no quieren ya arreglar sus problemas luchando con armas
Lee la fila siguiente a la ventana:
Ojalá llegue el día en que nadie se atreva ya a quitar la vida a otro ser humano.
Lee la fila siguiente:
Ojalá entendiésemos de una vez que es mucho más barato... ¡pero mucho más barato! evitar una guerra que pagar sus muertes y sus destrozos.
Recitamos juntos:
Padre Dios, nosotros deseamos sembrar el mundo de paz.
Y, para conseguirlo, sabemos que tenemos que educarnos plantándola en cada corazón.
Enséñanos que perdonar es un signo de grandeza y que la venganza es una señal de bajeza.
                         (silencio, para releer lo anterior personalmente)
Recitamos juntos:
Señor, haz de mí un instrumento de tu paz:
Donde haya odio, haz que yo lleve amor.
Donde haya ofensa, que yo lleve el perdón.
Donde haya discordia, que yo lleve la unión.

Lector 1:
A veces nos preguntamos, por qué se fabrican armas.

A veces también nos decimos por que hay gente que 
cultiva en su corazón el odio y no el amor.
Por eso le pedimos a Dios:
Todos:
Donde haya odio, Señor, haz que yo lleve amor.
Donde haya ofensa, que yo lleve el perdón

Donde haya discordia, que yo lleve la unión. 

Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo ….


30 de enero de 2020

MINISTERIO DE LA PAZ

In the name of the Father, and of the Son, and of the Holy Spirit. Amen 

Lector 1:
En nuestra Europa es muy propio enfadarnos y decir cosas inconvenientes, pero también tenemos la capacidad de darnos cuenta, pedir perdón y solucionar el problema de otra manera, … cuando así lo hacemos, ¡hay paz!.

29 de enero de 2020

SEÑOR AYÚDANOS A CONSTRUIR LA PAZ

Todos: Señor ayúdanos a construir la paz

Lector:
 Que tu reinado de paz y de justicia dure tanto como el sol;
que tu reinado de amor y libertad dure como la luna;
que la justicia y el derecho caigan como la lluvia temprana,
y que, como rocío, el que empape la tierra del desdichado.
Todos: Señor ayúdanos a construir la paz

Escuchamos la canción:PAZ Y AMOR

28 de enero de 2020

PIDAMOS LA PAZ

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén
Lector 
Nos estamos acercando al final del mes de enero. Como cada año en estos días nos preparamos para la conmemoración de la PAZ. 
Nuestro colegio está decorado con todo lo que nos recuerda que la Paz es importante; el lema que hemos elegido este año nos interpela, ¡Camino de paz!.Nos preguntamos, ¿yo en mi camino voy sembrando paz?; ¿qué actitudes he reflejado desde que me he levantado esta mañana hasta este momento?, ¿demuestran el sentir del lema?. ¿me considero que soy paz para el que se acerca a mi?
   tiempo para la reflexión y diálogo de las preguntas anteriores.
Lector 
Que esta preparación vaya introduciendo en nuestros corazones mensajes de paz y
seamos unos para los otros sus portadores.

Piensa, eleva a Dios tu Plegaria por la Paz en esta mañana. 

                                                   (tiempo de reflexión y oración personal)
Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo ....

27 de enero de 2020

LA PAZ QUE LLEVO DENTRO

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén
Lector
Todos llevamos dentro un "dios interior" que es el motor de nuestro actuar y nos hace soñar que podemos vivir en un paraíso lleno de bienes, donde habita la armonía, y las aspiración a vivir feliz.
Al empezar la semana "de la paz", estamos invitados a evocar e invocar a ese "dios interior" motor de nuestro entusiasmo y fuente de nuestra creatividad.
Vamos a escuchar un canto en donde cada uno somos el protagonista. Descubramos en él de que tipo de tierra somos y cual nos gustaría ser:
Oramos juntos:
Dios omnipotente,
que habitas dentro de mi
derrama en nosotros la fuerza de tu amor
para que cuidemos nuestra vida

Inúndanos de paz,
para que vivamos sin dañar a nadie,
ayúdanos a rescatar a los olvidados de esta tierra.

Sana nuestras vidas,
para que seamos protectores del mundo que nos rodea,
para que sembremos hermosura y no contaminación.

Enséñanos a descubrir el valor de cada cosa,
a contemplar las personas, las plantas, .... y
reconocer que en toda criatura puedo ver tu mano de creador.

Gracias porque estás dentro de mi,
aliéntanos, en nuestra lucha por la justicia, el amor y la paz.
Amén 

24 de enero de 2020

LOS CHICOS DEL MOVIMIENTO CALASANCIO

TERMINARON EL PRIMER TRIMESTRE

Dando visibilidad a los proyectos solidarios programados:






"Tu cuento cuenta mucho"







Entrega tapones solidarios

De visita a ...

Compartiendo con las religiosas mayores de la Comunidad del colegio:



Los más pequeños ... 
disfrutando del
"Amigo invisible"




¿QUIEN ESTUVO CONTIGO?

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén
Lector
Observamos el cartel. (pausa)
Nos anuncia la jornada misionera de los niños de este año. (pausa)
Representa la familia de Jesús cuando tienen que abandonar su casa y huir a Egipto. (pausa)
El lema: ¡En marcha!
Ponernos en camino es un mensaje continuo en la predicación del papa Francisco. El nos pide reiteradamente que salgamos de nosotros mismos, que vayamos a las periferias…
“¡En marcha!” significa que miremos fuera, comenzando por los que están a nuestro alrededor, los que tenemos cerca, de los cuales pasamos muchas veces, sin hacerles ningún caso.
Los otros no son extraños: son quienes pueden hacer que nuestro camino conjunto sea más sencillo y bonito. Compartir lo que Dios nos da nos hace mejores personas y nos llena de alegría. Por eso, es importante, desde niño, participar en la vida de la Iglesia y, ya en casa, rezar juntos, alabar al Señor juntos, pedir por los demás juntos, dar gracias a Dios por todo lo que recibimos… y ¡hacerlo juntos!

Así pues…, ¡en marcha!; los niños y niñas de Infancia Misionera, pero también los jóvenes y los  adultos, que tenemos la responsabilidad y la alegría de acompañarles en su camino.

El resumen de este mensaje se hace vida cada día, prueba de ello queda reflejado en el siguiente vídeo:
Lector
¿Quién estuvo contigo?
Y tu, ¿recuerdas quien estuvo contigo?
En esta mañana da gracias a Dios por las personas que han estado contigo, por las que están contigo ...   (pausa para ponerle nombres)
Decimos juntos:
Por esas personas que estuvieron conmigo, por esas personas que siento que están conmigo GRACIAS SEÑOR
Ayúdame a salir de mi, a ponerme en camino para ayudar a quien me espera.
Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo. Como era en un principio ahora y siempre por ...



23 de enero de 2020

PORQUE TE AMO, QUIERO COMENZAR ESTE DÍA CON ENTUSIASMO

In the name of the Father, of the Son and the Holly Spirit   
Recitamos juntos:
Señor Jesús:
Me cuesta comenzar este día porque sé que es una nueva tarea, un nuevo
compromiso, un nuevo esfuerzo.
Porque te amo, quiero comenzar este día con entusiasmo, con alegría, en mi propia persona.
Gracias, Señor Jesús, por este nuevo empezar.
Gracias, Señor Jesús, por tu presencia, tu amor y compañía

 en este caminar de mi existencia.

22 de enero de 2020

SEÑOR, AYÚDANOS A CONSTRUIR LA PAZ


Recitamos juntos: SEÑOR AYÚDANOS A CONSTRUIR LA PAZ

Que el hombre nuevo, Señor Jesús,
se comprometa en la lucha por la justicia ,
para que la voluntad de tu Padre se haga realidad;
que la paz surja de los bienes compartidos entre todos,
y los más débiles puedan levantar con fuerza la bandera blanca.
Escuchamos la canción:  IMAGINA

Recitamos juntos: 
 ¡Señor haz de mí, un instrumento de tu paz!
Que allí donde haya odio, ponga yo amor;
donde haya ofensa, ponga yo perdón;      
donde haya discordia ponga yo unión.
Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo ..... 

(esta oración fue hecha por los alumnos de la ESO del M.C.)

21 de enero de 2020

HABLA EL LENGUAJE DE LA RECONCILIACIÓN ..., DE LA PAZ

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.
Piensa en un momento en situaciones de dolor que has visto.... en situaciones de dolor que pasan las personas ...
(silencio)
Lector 1:
En una oración pidiendo la paz el Papa Francisco nos dice:
"Y en estas circunstancias, me pregunto: ¿Es posible seguir el camino de la paz? 
¿Podemos salir de esta espiral de dolor y de muerte?
¿Podemos aprender de nuevo a caminar por las sendas de la paz?
Invocando la ayuda de Dios, bajo la mirada materna de la Madre del cielo, Reina de la paz, quiero responder: , es posible para todos.
Hoy me gustaría que desde todas las partes de la tierra gritásemos: Sí, es posible para todos. Más aún, quisiera que cada uno de nosotros, desde el más pequeño hasta el más

20 de enero de 2020

TE RUEGO PARA QUE SEAMOS UNO

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén
Lector
 «Padre, te ruego por ellos, para que sean uno, como tú y yo somos uno, para que el mundo crea». Palabra de Dios.
Repetimos todos:  Te alabamos Señor.
Lector
Las palabras de Jesús pronunciadas en el huerto de Getsemaní antes de ser atrapado para morir en cruz y que se recogen en el evangelio de Juan son las que acabamos de escuchar y que se han repetido a lo largo de los años.
Hoy siguen siendo una necesidad sentida por todos los cristianos de las distintas confesiones por eso cada año se dedica una semana a orar por la unidad. Estamos en esa semana del año 2020 y a esta intención de todas las religiones cristianas nos unimos en esta mañana rezando: 

Espíritu de amor, hazte presente en medio de nosotros.
Todos:  ¡Ven, Espíritu Santo!
Espíritu de unidad, muéstranos el camino hacia la unidad de los cristianos.
Todos:  ¡Ven, Espíritu Santo!
Espíritu de la hospitalidad, enséñanos a ser acogedores.
Todos:  ¡Ven, Espíritu Santo!
Espíritu de compasión, inculca dentro de nosotros una actitud de respeto hacia todos los que nos encontremos.
Todos:  ¡Ven, Espíritu Santo!
Espíritu de esperanza, ayúdanos a deshacernos de todo lo que dificulta nuestro viaje ecuménico.
Todos:  ¡Ven, Espíritu Santo!
Te pedimos perdón, Señor, por los errores pasados, por la desconfianza y el daño que nos hemos hecho entre cristianos de distintas Iglesias y tradiciones.
Todos: ¡Señor, perdónanos! 
Te pedimos perdón, Señor, por nuestra falta de fe y por nuestra incapacidad de ser personas de firme esperanza y de auténtica caridad.
Todos: ¡Señor, perdónanos! 
Perdónanos, Señor, por haber causado daño, sufrimiento y angustia a los demás.
Todos: ¡Señor, perdónanos! 
Te pedimos perdón, Señor, por aislarnos y permanecer indiferentes en vez de mostrar hospitalidad hacia todos, especialmente hacia los emigrantes y los refugiados.
Todos: ¡Señor, perdónanos! 
Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo. Amén

17 de enero de 2020

SAN ANTONIO ABAD

Celebramos hoy la fiesta de San Antonio Abad.
Cuando murieron sus padres, Antonio tenía veinte años, y quedó él solo con su única hermana, pequeña aún, teniendo que encargarse de la casa y del cuidado de su hermana.
Habían transcurrido apenas seis meses de la muerte de sus padres, cuando un día en que se dirigía, según costumbre, a la iglesia, iba pensando en su interior «los apóstoles lo habían

16 de enero de 2020

MUJER DE FE

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén

Para nosotros esta semana tiene nombre de mujer, M. Victoria Valverde; al igual que muchas mujeres, ha sido una gran mujer; amiga de Dios y en salida a las llamadas que Dios le pedía.  Entrega su vida en el martirio por defender que era cristiana y por proclamar que Jesús lo era todo en su vida.
El no ocultar la verdad la lleva a la muerte. Dice a sus verdugos: “mis hijas no han hecho nada, yo soy la responsable  de todo y la que debe sufrir lo que a ellas les quieran hacer".

Damos gracias a Dios por la vida de M. Victoria; porque ha estado grande con nosotros porque nos ha bendecido con que una de las nuestras haya sido glorificada para ser modelo de fe en el mundo.

Escuchamos la canción dedicada a ella en el evento de su beatificación, nos fijamos en el estribillo.


VICTORIA, GLORIA Y HONOR

El corazón sueña con amores
de esos que llenan muy hondo.
Y el alma, aun sabiendo que es pobre,
desea entregarse hasta el fondo.

No es el miedo, no es la pena,
ni la muerte que nace del odio.
Nada frena si fuerte es la entrega,
y la fe y el amor lo son todo.

¡VICTORIA, GLORIA Y HONOR!
AL DIOS DE LA VIDA
QUE PREMIA EL AMOR
¡VICTORIA, GLORIA Y HONOR!
AL DIOS QUE TRANSFORMA
EL MIEDO EN VALOR (BIS)

Dame tu amor, dámelo sin medida,
sostengo mi vida en tu fidelidad,
para que al fin de mis días
se vea tu fuerza en mi debilidad.

En el miedo de la lucha te espero,
en la noche de mi soledad;
y en el centro de la duda
ganó la locura del gozo de amar.

Reflexión:

¿Te atreves a dar VICTORIA al Dios qué transforma el miedo en valor?

Palabras de Santa Teresa:

"nada te turbe, nada te espante, quien a Dios tiene nada le falta"
¡Sólo Dios Basta!

Compromiso de vida: Reflexiona y repite a lo largo del día la frase "Dios que transforma el miedo en valor". Repítela y trata de hacerla vida en tu vida.

Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo.
Beata Victoria RUEGA POR NOSOTROS

15 de enero de 2020

GRACIAS POR LA FE


Te damos gracias Señor por la fe que nos ha mostrado Madre Victoria, le pedimos a ella nos conceda la gracia de parecernos a ella recitando juntos su oración:
Señor, Padre nuestro,
Tú que concediste a M. Victoria
la gracia de entregar su vida por Cristo
al servicio de la Iglesia en el Instituto Calasancio,
y la fortaleciste para permanecer
siempre fiel en su seguimiento
y aceptar generosamente la prueba del martirio,
ayúdanos en nuestra debilidad
para que también nosotros, como ella,
permanezcamos firmes en la fe
y dispuestos a entregar la vida por los demás.

Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo.

14 de enero de 2020

MUJER HUMILDE

En el nombre del Padre, del Hijo ...
Lector:
M. Victoria: Mujer humilde, sencilla en sus gestos. Así dicen los que han convivido con ella: "se consideró siempre la última en cuanto a las consideraciones, y la primera en el servicio a los demás. Fue la suya una vida sin ruidos, pero llena de Dios. No  reclamó para sí ningún derecho y no buscó jamás reconocimientos. Su preocupación constante eran los demás: sus religiosas, las jóvenes y las niñas del colegio. Ella hizo vida lo que Jesús vivió y anunció, que se dejó triturar para ser fruto de Dios en beneficio de los que le rodeaban"
La humildad se aprende de las personas grandes, pero también se aprende de escuchar a nuestro Dios. Nos preparamos para cultivar nosotros esta virtud interiorizando el siguiente canto:

       (Reflexiona sobre lo que acabas de leer y/o oír. ¿Qué aspectos de tu vida ves aquí reflejados? ...)

Pedimos a nuestro Dios nos enseñe a orar: Padre nuestro que está en el cielo ... 
Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo ...

13 de enero de 2020

MUJER GENEROSA

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén 


Lector:
La Iglesia proclamó las virtudes de M. Victoria Valverde el día 13 de octubre de 2013. 
Nosotros hoy nos vamos a fijar en una de ellas: su generosidad. "A través de las cosas sencillas supo entregarse a Dios y, olvidada de sí misma, pensó en los demás y se dio a ellos. Pocos días antes de su muerte, dijo: “Mientras quede aquí una de mis hijas, aunque me cueste la vida, no las abandonaré”.
En la misión apostólica sus preferencias fueron las de Cristo. Sus alumnas y las religiosas, sobre todo las jóvenes, fueron sus grandes amores por Amor de Aquel que le pedía dedicar a ellas todos sus desvelos. Su caridad y entrega queda patente en el deseo que expresa de trabajar sin descanso por su amada Congregación y en su actitud profunda y radical de estar dispuesta por ella a todo.
No tuvo enemigos, dada la suavidad y delicadeza de su trato. Su vida fue sencilla pero fructífera en el amor y en la entrega. Hacía suyas las penas y sufrimientos de los demás, y siempre estaba dispuesta para ayudar y aportar lo mejor de sí". 
                                                      (reflexión)

Pedimos al Señor, por todos nosotros para que la Vida de Madre Victoria nos plantee interrogantes en la nuestra. Le pedimos a ella nos enseñe a acercarnos cada día más a los valores del evangelio y hagamos vida en nuestras vidas las siguientes Bienaventuranzas que leemos juntos:

BIENAVENTURADOS los jóvenes que tienen un concepto claro de que los hombres no son cosas, y defienden la justicia, la libertad y la verdad; porque participan de la bondad de Dios.

BIENAVENTURADOS los jóvenes que creen en el amor; porque encontrarán razones para vivir.

BIENAVENTURADOS los jóvenes de corazón generoso, que viven gratuitamente para los demás, con disponibilidad y alegría; porque han elegido el MEJOR camino para ser felices.

FELICES los jóvenes que dan testimonio de hermandad en un mundo dividido y enfrentado; porque en ellos se hace presente Jesús, el HERMANO de todos.

DICHOSOS los jóvenes que luchan por un mundo mejor: porque ellos se sentirán más humanos.

DICHOSOS los jóvenes que luchan por la paz; porque en su entorno no habrá nunca violencia ni guerra.

DICHOSOS los jóvenes que luchan por la justicia; porque de ellos brotará la paz.

BIENAVENTURADOS los que lo dan todo, sin esperar nada a cambio; porque en ellos se manifiesta el rostro de Dios.

FELICES los jóvenes que lo arriesgan todo por amor a los demás; porque recibirán el ciento por uno.

FELICES SERÁN, SOBRE TODO... si saben reconocer al Señor en todos los que encuentran:
* ellos han encontrado la verdadera luz
* han encontrado la verdadera sabiduría
* han encontrado el AMOR

10 de enero de 2020

M. VICTORIA VALVERDE

Un recorrido por su vida
M. Victoria Valverde, nace a finales del siglo XIX en Vicálvaro (Madrid) en una familia jornaleros de profesión. Nada sabemos de su infancia, pero si conocemos que su llamada a la vida religiosa la descubre entre las Hijas  de la Caridad en el Orfanato del Asilo de San Bernardino que éstas religiosas dirigían en Alcalá de Henares ( Madrid).

Aunque desconocemos el tiempo que vivió aquí, sí conocemos el reglamento que regía la vida interna de estas niñas y jóvenes; en el artículo 6, de este reglamento, dice: “Instruyendo a las acogidas en el catecismo de la doctrina cristiana, y haciendo que se apliquen a las labores propias de su sexo, como coser, remendar, zurcir y además se le enseñará a leer, escribir y contar, reglas de urbanidad y economía doméstica para dirigir bien una casa o familia..". Podemos concluir que la formación recibida por M. Victoria en los años de su adolescencia está basada en las exigencias de la sociedad de su época y recoge el ideal educativo marcado por la ley Moyano. 

No conocemos su expediente académico pero por lo que nos dicen los informes que se conservan de ella en los primeros meses de entrar en la congregación podemos concluir, que en esta primera etapa de su vida aprovechó el tiempo y asentó en ella la formación recibida: 
"No tiene nada ni nadie, pero sí, excelentes manos para las artes.
Es muy exacta en el cumplimiento de sus obligaciones.
En la clase se conduce bien"

De lo que precede podemos concluir que su valor está en lo que ES; ha calado en ella el contacto y la comunicación con su Dios que la sostiene, es una mujer responsable y tiene una clara vocación de Educadora.

Su primera comunidad Religiosa es Sanlúcar de Barrameda; aquí da sus primeros pasos como Religiosa Hija de la Divina Pastora. 
De ésta época sabemos que una de sus primeras ocupaciones fue la preparación y formación para la misión; nos consta por las crónicas de esta comunidad que a Sevilla va a examinarse. Una vez concluida esta etapa formativa es destinada al colegio que la Congregación  tiene en Monóvar (Alicante), en donde imparte su misión de educadora desde el 5 de octubre de 1912 al 10 de agosto de 1915 que atraviesa España de Este a Noroeste para cumplir con la obediencia.
Llega a Monforte de Lemos cuando se están haciendo los preparativos para iniciar en esta población un colegio.
Es en esta población donde M. Victoria afirma y confirma su vida de entrega a Dios; hace su profesión religiosa para siempre. Promete a Dios Padre Hijo y Espíritu Santo, Pobreza, Castidad y Obediencia, según las Constituciones del Instituto, tal como dice la fórmula que ella ha pronunciado ese 17 de septiembre de 1916, en una celebración pública y solemne en la Iglesia de Nuestra Señora de la Regua. Las alumnas del colegio son testigos, participando de dicha celebración en la que expresa  su compromiso de ser fiel a Dios, y su entrega a la misión educadora. En el acta de este día queda estampado la expresión: "su veracidad y ejemplar conducta".
Está en estas tierras gallegas hasta finales de julio de 1917, que sale para Monóvar.

No va a ser Monforte el único lugar en que a M. Victoria se le confía en el Instituto iniciar los primeros pasos  de una misión. También en la ciudad de Martos (Jaén) pone las bases firmes en la implantación de un nuevo Colegio. En esta etapa se entrega a la misión educadora con el Amor como norma de vida. 
Su amor y su saber conducir  la vida no pasan desapercibidos a sus superiores que muy pronto la nombran Superiora de esta casa de Martos, en donde sabe ganar el cariño de esta población. Dice una de sus alumnas de esta época: “Tenía una manera de ser con mucha amabilidad” y otra "el amor a sus monjas era muy grande, a la gente la quería lo mismo; siempre daba consejos y hablaba de Dios”.
El día 21 de junio de 1924 toma posesión como Madre superiora del Colegio y casa Noviciado de Sanlúcar de Barrameda. Un momento muy delicado de la congregación por encontrarse ésta en una situación difícil, provocada por el fallecimiento inesperado de la M. General. Aquí permanece hasta 1931 en que vuelve  a ser trasladada  al colegio de Martos.
Estos años en Sanlúcar  están marcados por la enfermedad; tiene que abandonar este pueblo para buscar cura en Getafe. Aquí convaleciente  de su dolencia hace vida de comunidad y al ser trasladado el noviciado de Sanlúcar a Getafe pasa horas en éste, acompañando y enseñando a las novicias. Una de las novicias de entonces dice de ella que destaca su "delicadeza y bondad".
Una de sus alumnas de Sanlúcar, María Rosa Ñudi,  dice de M. Victoria: “vivaracha, dinámica, con mucha energía, valiente, seria...” valores que adquirió por su formación regia y por su vida entregada.
Aquí en Sanlúcar vive de cerca las consecuencias de las revueltas sociales y de los desprecios que se inician contra la Iglesia tras la proclamación de la segunda República.
El 13 de mayo de 1931 incendian el Convento de los PP Capuchinos y algunas Religiosas de la Comunidad de Sanlúcar dejan el colegio para refugiarse en casas de personas allegadas al mismo. M. Victoria ya manifiesta en esta ocasión la voluntad de no abandonar el Colegio. La insistencia  de algunos de los hombres cercanos a las religiosas que vigilaban durante las noches éste, consiguieron que pasara algunas de estas noches en casa de la familia Colón Delgado, situada en la c/ Regina. En esta casa, en estos días de revuelta también se resguardó el Santísimo, dice María Rosa Ñudi, testigo presencial de estos días, "Le costó mucho trabajo que saliera de la capilla el Santísimo”.  
Una hermana de la comunidad de este año dice de ella: “Para nosotras era una verdadera madre; por todas se preocupaba. Sus virtudes: muy dulce en el trato, cariñosa, recogida y silenciosa”.
De los años de su estancia definitiva en Martos conservamos algunos testimonios de alumnas que testifican en el proceso de beatificación de M. Victoria; dicen de ella: "su amabilidad la definía como mujer de fe y caridad", y una de sus hermanas de comunidad testifica: se sacrificaba siempre buscando el bien de los demás, a costa de sí misma.
Era una mujer de fe, esperanza y caridad".
M. Natividad Vázquez, Superiora General del Instituto, el día 1 de febrero de 1936 dirige una circular a todas las casas;  en ella recoge la necesidad de orar por la Iglesia, en este momento en que está perseguida, por el Instituto y por cada una de las religiosas. Dice, "nos: afirme más en la fe y en la fidelidad a nuestra vocación religiosa(...) que Dios nuestro Señor nos de su santo amor y gracia para serle fieles y nos haga dignas de padecer y sufrir por El (…) Por nuestra parte sepamos serle fieles hasta la muerte si fuésemos dignas de sufrirla por El .(...). Es en este mes de febrero cuando las Religiosas dedicadas a la enseñanza se encuentran con especiales dificultades, prescinden del hábito Religioso en las clases y en la calle. 
La sensibilidad de M. Victoria, como lo confirman algunos testigos que testifican de ella sobre su martirio, capta y la va preparando para lo que será su "Sí" definitivo al martirio. Es un "SI" aceptado desde el dolor y preparado desde la aceptación de su respuesta a la voluntad de Dios, es el si de dar la vida por el otro  - si ella huye, otra religiosa sería sacrificada-. Ella siempre dijo: "yo soy la superiora y respondo por todas" "mis hijas no han hecho nada, yo soy la responsable  de todo y la que de e sufrir lo que a ellas les quieran hacer".
La  reflexión de la circular de la que había sido su maestra de novicias seguramente le ha hecho recordar las enseñanzas  de su etapa de formación en donde más de una vez les hablara de las exigencias del seguimiento de Jesús con el mismo entusiasmo que el Padre Fundador se dirigía a ella en una carta que conservamos ¿Por qué te apuras? ¿No tienes a Dios contigo? ¿No tomaste posesión en nombre  de la Divina Pastora?"(...) "Siempre atenta a cumplir su santísima voluntad y procurar su gloria a conducir a todas por la senda de la virtud, yendo tu delante..."

Por testimonio de Sor Teresa de Jesús Cuesta religiosa Trinitaria, salvada por un individuo del Frente Popular, horas antes de que M. Victoria fuese asesinada podemos concluir que en la virtud M. Victoria si fue por delante, porque confió en Dios y la Divina Pastora estaba sosteniéndola.
Dice esta Hermana: "Quisieron darnos de comer, pero no aceptamos. Rezamos el Rosario juntas y pedimos a la Virgen que nos diese valor para confesar con entereza el Santo Nombre de Jesús hasta el último suspiro. Teníamos valor y esperábamos con gozo el martirio por Cristo. Fueron unas horas de oración y constante reflexión confortadora para nuestro encuentro definitivo con el Señor, ya que estábamos convencidas del fin que nos esperaba y necesitábamos estar fortalecidas para cuando llegara la hora."
M. Victoria cumplió su misión hasta el fin, y como los mártires perdonando a sus verdugos; prueba de ello es la actitud que M. Salesa Baña mantiene frente a ellos. Nos dice: "Me propusieron hacer declarar al verdugo, pero como lo iban a obligar a declarar apaleándolo lo consideré inhumano y no lo consentí". M. Salesa fue compañera de comunidad y confidente espiritual en los meses previos al martirio . Esta Madre nos dice, "se veía en ella la necesidad de desahogar la impresión que tenía en su interior. Siempre sacaba la conversación sobre su martirio, estaba segura de que la mataban".  M. Salesa entiende que M. Victoria es mártir, murió por ser religiosa y perdonando a quienes la mataban.

Uno de sus verdugos al no poder sacarle el anillo, signo de su consagración a Dios ,por tener las manos hinchadas, le corta el dedo. Terminada la guerra esta reliquia es entregada por su misma madre a la congregación.


ROGANDO CONTINUAMENTE A LA VIRGEN

En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén
Lector 1
En la oración de ayer leíamos como Madre Victoria prepara el equipaje para el viaje y
estancia final: el crucifijo, el rosario y el chal. No necesitaba más y como muestra de su desprendimiento deja el rosario encima de la cama. 
Por testimonio de Sor Teresa de Jesús Cuesta, religiosa Trinitaria, salvada por un individuo del Frente Popular horas antes de que Madre Victoria fuese asesinada sabemos lo que hicieron las horas que precedieron a su fusilamiento. Podemos concluir que confió en Dios,  y la Divina Pastora estaba sosteniéndola.
Lector 2
Dice esta Hermana: "Rezamos el Rosario juntas y pedimos a la Virgen

9 de enero de 2020

TU CORAJE SEA MAYOR QUE TU MIEDO

In the name of the Father, and of the Son, and of the Holy Spirit. 
Lector 1:
Ayer reflexionábamos sobre los cristianos de hoy que tienen que dejar su casa y empezar una nueva vida;  la única razón es estar perseguidos por su fe. Hoy todos los que nos consideramos pertenecientes a la familia calasancia recordamos a una mujer que ha dejado su colegio, porque también ha sido perseguida por su fe, hasta el punto que otros le han arrebatado la vida; por confesar, por decir, por no esconderse ... de que su Dios lo era todo para ella. 
 (hacemos silencio).

8 de enero de 2020

POR FE ...

Lector:
Una vez celebrado las fiestas que dieron origen a nuestra fe, iniciamos un nuevo trimestre reflexionando sobre la experiencia de esta en algunas personas.
Un testimonio de ello queda plasmado en el siguiente video que 

Lector:
El  día 3 de enero del año 2016, en el reportaje titulado "en Ruta: cristianos en Irak", que emitió una de las televisiones, nos querían transmitir una forma de vida que miles de cristianos se han visto obligados a vivir en el Kurdistán Irakí.
El fragmento que acabamos de ver corresponde a 2 de los 40 minutos que duraba tal reportaje.
Hemos visto en televisión el rostro de cristianos del siglo XXI en el se puede constatar que el motor de su vida es el amor, y deducir que el amor todo lo vence; en ellos hasta el punto de estar dispuesto de entregar su vida. 
La experiencia de optar por la fe, hoy como en otros tiempos de la historia del cristianismo, es una fuerza interior que nace de la unión con Dios y que ha quedado plasmada en el fragmento que acabamos de ver.
Lector 2:
Reflexión 
¿Qué te ha impactado de las palabras de la niña del vídeo? 
¿Significa algo para ti la fe?
¿Por qué y por quién estás dispuesto a entregar tu vida?

Mira tu fe y comenta cómo la vives. Es un don, ¿Cómo la puedes cuidar?
(tiempo de reflexión y de compartir)

1 de enero de 2020

ORACION DIA 1 DE ENERO

“Oh Madre, genera en nosotros la esperanza, tráenos la unidad. 

Mujer de la salvación, te confiamos este año, 

custódialo en tu corazón.   

Te aclamamos: 

¡Santa Madre de Dios, Santa Madre de Dios, Santa Madre de Dios!”.

Papa Francisco